Las empresas productoras de tomate integradas en la Asociación de Organizaciones de Productores de Frutas y Hortalizas de Almería (Coexphal) están analizando qué medidas pueden llevar a cabo "para intentar salvar" lo que resta de campaña ante la caída de "un 32 por ciento" en el precio que percibe el agricultor durante febrero.

Coexphal, reunida este viernes "con carácter de urgencia", achaca el descenso en los precios no solo a la "habitual" entrada en el mercado europeo de tomate procedente de Marruecos sino también al "veto a las producciones europeas unido a la crisis financiera de Rusia".

Según los datos aportados en un comunicado, la oferta española de tomate ha caído un diez por ciento en volumen durante el periodo de septiembre 2014 a enero 2015 mientras que la oferta marroquí ha aumentado ocho por ciento hasta enero, por lo que, según destaca, no se puede constatar "que exista un exceso de oferta en los mercados que explique la caída de precios".

Coexphal ha señalado que "la clara tendencia a la baja" del precio del tomate, que está provocando "un clima de malestar en el sector y tensión entre los agricultores por los malos resultados que se están obteniendo", también se extiende al pepino, y al pimiento, "que no están teniendo una buena campaña ya que el único producto que se salva es el calabacín".

Consulta aquí más noticias de Almería.