La consellera de Medio Ambiente del Consell de Mallorca, Catalina Soler, y la presidenta del Institut Mallorquí d'Afers Socials (IMAS), Catalina Cirer, han visitado este viernes las obras de mejora que la brigada de margers del Consell ha llevado a cabo en el centro de primera acogida Puig des Bous.

La actuación ha consistido en la recuperación de un muro de contención que presentaba riesgo de desprendimiento, lo que ha permitido garantizar la seguridad de los usuarios y condicionar la zona de juegos infantiles y el acceso al edificio.

Este centro forma parte de la red de recursos residenciales para menores del Consell de Menorca.

Estas instalaciones acogen niños de hasta trece años que han tenido que ser separados de sus padres. En función de sus circunstancias, estos niños pasan a una familia de acogida o a otros recursos del IMAS.

Las obras se han ejecutado con la colaboración del departamento de Medio Ambiente. El muro recuperado delimitaba la zona de juegos infantiles con el camino de acceso al centro.

Esta rehabilitación ha permitido estabilizar la zona y garantizar la seguridad de los usuarios.

Igualmente, se ha condicionado la escalera de acceso al centro y se ha mejorado la zona de juegos infantiles, donde se han instalado farolas solares.