El alcalde de Sevilla, Juan Ignacio Zoido, ha presidido este viernes los actos por el Día del Bombero, donde ha dado las gracias a estos profesionales por su "vocación de servicio, sentido del deber y ganas de ayudar", destacando su compromiso son este cuerpo, con el que se ha comprometido a aumentar los medios y a impulsar la unidad subacuática, que ya cuenta con los equipos adquiridos y el personal formado.

Durante el acto del Día del Bombero, en el que estaba presente la subdelegada del Gobierno, Felisa Panadero, se han entregado 31 medallas de plata por 25 años de servicios, otras dos de oro por 35 años de servicio, reconocimientos a siete bomberos jubilados y a entidades como la Escuela de Seguridad Pública de Andalucía (EPSA) o el Metro de Sevilla. Cabe señalar que la etiqueta en Twitter '#SerBombero', que pone en valor la labor realizada por estos profesionales, ya es 'trending topic' en Sevilla.

"No dudéis que está en el ánimo de este gobierno y de este alcalde fomentar este servicio que tanto bien hace", sentencia el alcalde, que, tras reconocer la existencia de "asignaturas pendientes", recuerda la incorporación de 79 nuevos bomberos, la adquisición de material o la compra de vehículos, como los dos nuevos de salvamento o de agua de tamaño reducido para moverse por las calles más estrechas de la ciudad, mientras se trabaja en la mejora de los parques, que contarán con sistemas de videovigilancia, empezando por Carretera Amarilla.

Zoido afirma que "hay que seguir mejorando", pese a hacer mención al momento económico, aunque ha dejado claro que su "compromiso" con los Bomberos "está encima de la mesa", insistiendo en su apuesta por la unidad subacuática, donde "hay que ver en qué momento y cuál es el lugar idóneo" para su desarrollo. Insiste en su apuesta por dotar a Sevilla de un parque fluvial de Bomberos, para el que ya se han adquirido los equipos y está el personal formado.

"Tenéis toda mi admiración y agradecimiento, como alcalde y como ciudadano, y mi reconocimiento hacia vuestras familias", recalca Zoido, que ha dado las gracias a los bomberos por "estar ahí para resolver cualquier situación, por dura o complicada que parezca, por vuestro valor cada vez que dais un paso adelante en una situación de peligro para salvarnos de él".

A este respecto, ha reconocido la labor realizada por los profesionales que atendieron el incendio en el que murió una mujer y su nieta de corta edad, incidiendo en que, "pese a que hubo un tiempo récord de respuesta, son situaciones dramáticas y hay veces que no se puede evitar que ocurra lo peor, pero dais siempre lo máximo por evitarlo y os rehacéis para seguir dando lo mejor de vosotros mismos".

También, ha tenido palabras para Francisco y Juan Carlos, los dos bomberos heridos al caer a mediados de febrero cuando intervenían en un incendio en las Tres Mil Viviendas para asegurarse que no quedaba nadie dentro afectado por inhalación de humos. "Ellos son el ejemplo del riesgo al que os exponéis y espero que se recuperen pronto", agrega.

Paralelamente, ha puesto en valor la importancia del trabajo que desarrolla la Sección Sanitaria de Bomberos de Sevilla, recordando que "la primera ambulancia fue adquirida hace más de 25 años por los propios bomberos, mediante aportaciones privadas y vendiendo papeletas". "Este servicio fue pionero, después del de Barcelona, en incorporar una ambulancia", detalla, subrayando que el tener una asistencia sanitaria propia es "muy importante, porque hay circunstancias en que quienes requieren de esta asistencia sanitaria se encuentran en lugares de difícil acceso".

En la misma línea, el concejal delegado de Seguridad y Movilidad, Juan Bueno, ha destacado los valores de "vocación, familia y de ayudar a los demás" que marcan la vida de los bomberos, lo que "os eleva a la categoría de servidores públicos en estado puro, ayudando siempre a quien más lo necesita". Además, ha destacado la importancia de la formación para que puedan afrontar "los nuevos peligros con nuevos mecanismos".

"nadie se acuerda de santa bárbara,

Hasta que truena"

Por su parte, el sargento Antonio Amoedo, quien ha comenzado su intervención dejando claro que "este trabajo engancha", ha subrayado que "más allá de las obligaciones, se haya la pasión y la implicación con lo que se hace". "Ser bombero es una actitud", sentencia, tras lamentar que no exista un marco legal que ampare a estos profesionales, entre lo que menciona que se espera desde 2002 la normativa andaluza al respecto. Además, ha mostrado su apuesta por la profesionalización de los bomberos y "no escatimar recursos cuando se trata de salvar vidas".

"Nadie se acuerda de Santa Bárbara hasta que truena y, cuando truene, ahí estaremos nosotros con nuestras sirenas", sentencia, añadiendo que los bomberos siempre sacan "toda su fuerza cuando se les llama porque saben que muchas veces son la frontera entre la vida y la muerte".

Tras asegurar que los bomberos constituyen "el cajón de sastre" de la ciudad, a quienes se les llama "cuando no se tiene claro cómo resolver un problema", aboga por el impulso de la formación para tener una respuesta más rápida y efectiva ante las situaciones que se presentan cada día, unos conocimientos que señala que han de pasar por medicina, psicología, electricidad, química, construcción, seguridad o materiales, entre un largo etcétera.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.