La directora general del Agua del Ministerio de Agricultura, Alimentación y Medio Ambiente, Liana Ardiles, ha avanzado que la tramitación del Real Decreto de Sequía podría estar finalizada y aprobada por el Consejo de Ministros a finales del presente mes de marzo o principios de abril.

Así lo ha hecho saber Ardiles en un contacto con los medios de comunicación, poco antes de presidir la Junta de Gobierno de la Confederación Hidrográfica del Segura (CHS), que ha abordado el informe para el Real Decreto de Sequía que se está tramitando actualmente.

La Junta de Gobierno, ha precisado Ardiles, es un paso más de la tramitación en el que se informa a todos los miembros del texto del Real Decreto para continuar con la tramitación prevista por la Administración General del Estado.

La directora general, que ha comparecido junto al presidente de la CHS, Miguel Ángel Ródenas, y la consejera de Agricultura y Agua, Adela Martínez-Cachá, ha defendido que el Real Decreto permite "dar respuesta a la situación actual de la cuenca".

En concreto, el Real Decreto permite "movilizar aguas subterráneas para atender las necesidades, así como habilitar otras medidas que permitan dar solución a problemas puntuales y concretos a lo largo de la cuenca y, en tercer lugar, permitir el uso de agua desalada también como fuente de suministro en el periodo de sequía de la cuenca".

Tras el plazo de información pública, que finalizó el 12 de febrero, ahora se están respondiendo las alegaciones, y la reunión de la Junta de Gobierno de la CHS es un punto más requerido para la tramitación. Una vez desarrollado el encuentro, faltaría el dictamen del Consejo de Estado y, una vez autorizado por el Ministerio de Hacienda, faltaría elevarlo al Consejo de Ministros.

En definitiva, el Real Decreto estaría listo a finales de marzo o principios de abril. "Ese debería ser el periodo", según Ardiles, quien dice ser consciente de la "difícil situación", y que intentará acelerar "todos los plazos posibles".

"diferencias" con la inundación del ebro

Al ser preguntada por la diferencia con la rápida tramitación del Decreto para hacer frente a las inundaciones del Ebro, Ardiles ha justificado que el Decreto de Sequía "tiene una tramitación y un inicio que viene regulado por una orden ministerial".

Hasta que no se detecta ese nivel y la cuenca no entra en situación de prealerta, "no es posible avanzar en un Real Decreto de Sequía", según viene regulado en el Plan Hidrológico de cuenca y en la orden ministerial del Plan de Gestión de sequía.

En cambio, defiende que la situación vivida en la cuenca del Ebro "es totalmente distinta, ya que es una situación sobrevenida en un momento puntual, con un gran caudal prolongado a lo largo del tiempo, desde el 31 de enero hasta la fecha actual", y exige "una actuación inmediata para recuperar la protección".

"Hay una gran diferencia; primero la legal, y en segundo lugar que lo que se atiende con el Real Decreto de este viernes es la protección de los ciudadanos y de los campos, así como recuperar todo aquello que ha sido mermado con la inundación", ha destacado.

Al ser preguntada por si tiene previsto viajar por la Región, tal y como le reclamaban los regantes, Ardiles ha señalado que "tenemos previsto atender a todos los territorios y, en este momento estamos en un momento difícil, con un territorio donde hemos asistido a un grave problema y hemos tenido personas desalojadas".

"Hoy estamos aquí, tanto la autonomía como la Administración General del Estado para atender otro evento extremo que son las sequías; esa es la condición de nuestro país, que se representa precisamente por eso, por vivir grandes episodios de avenidas y grandes episodios de sequía", ha señalado.

Ródenas ha explicado que, mientras que no se aprueba el Decreto de Sequía, se están dando cesiones de derechos y se van a agilizar las concesiones de la desalación de aguas". Por tanto, defiende que se están tomando "todas las medidas que la Ley nos permite adoptar en este momento".

También ha remarcado que, al operar un sistema de explotación único en la cuenca, "no necesitamos tener todas las medidas sobre la mesa para poder empezar, sino que se irán graduando a la vista de lo que dure la sequía y de su intensidad".

MARTÍNEZ-CACHÁ:

"responde a las necesidades"

Ródenas ha recordado que la CHS cuenta con un plan especial para la sequía aprobado por una orden ministerial que establece una serie de indicadores. En este momento, el indicador global de la cuenca está por debajo de '5' y en una situación de prealerta en la que está establecido que se tramite inmediatamente el Plan de Sequía, "y eso es lo que estamos haciendo".

Martínez-Cachá, por su parte, se ha mostrado convencida de que este Real Decreto "responde a las necesidades", tal y como ha sido "valorado y estudiado".

"Lo que está en mi mano y la directora general lo sabe, es que el Gobierno regional va a estar muy atento a esos plazos e intentando que, cuanto antes, entre todos llegue al Consejo de Ministros, pero los plazos son los que son", ha ratificado.

A su juicio, lo que tiene que quedar claro es que los murcianos "hemos vivido tanto sequías como inundaciones, y tenemos que ser sensibles a todas las situaciones". Así, ha afirmado que "todos los usuarios saben que tienen al Gobierno regional y a esta consejera junto al Gobierno de la nación para ayudar y para acelerar".

Plan hidrológico nacional

Al ser preguntada por el Plan Hidrológico Nacional (PHN), Ardiles ha recordado "la situación que se encontró el actual Gobierno nacional al inicio de la legislatura, con un "grave atraso en la planificación hidrológica".

Desde entonces, defiende que el Gobierno ha sacado adelante el primer ciclo y ahora está enfocado en el segundo ciclo de planificación, que es "muy importante para definir cuáles son los recursos que realmente tienen todos los territorios, las demandas que tenemos que atender y nuestros condicionantes ambientales".

"Ese será el momento de diseñar un pacto nacional del agua que permita abordar el PHN", ha avanzado, pero esto "no significa que no hayamos iniciado muchas de las actuaciones que teníamos previstas, todas ellas durante esta legislatura y que dan respuesta a una mejor planificación de la cuenca, a una mejor atención de las demandas y a grandes acuerdos".

Así, ha apostado por que el agua "deje de ser un campo de batalla para ser un campo de acuerdos" y, como prueba, recuerda que en la cuenca del Segura "fuimos capaces de sacare n 2013 el acuerdo del Tajo-Segura. Esa es la línea en la que tenemos que seguir y que permite identificar qué necesitan los ciudadanos y que la administración tome buena nota para avanzar en esas soluciones".

Consulta aquí más noticias de Murcia.