La ministra de Alimentación, Agricultura y Medio Ambiente, Isabel García Tejerina, ha asegurado este viernes que los productores han ganado "muchas más fuerza" en las negociaciones frente a la industria en los últimos años, pero ha asegurado que el Ministerio seguirá "muy vigilante" para evitar abusos.

"Los ganaderos tienen muchas herramientas para mejorar su capacidad de negociación y, además, la Agencia de Información y Control del Ministerio, que es la que tiene capacidad de sancionar, estará muy vigilante para que se cumplan estas medidas. Y si no se cumplen, será sin duda la encargada de sancionar", ha dicho Tejerina a la prensa en Bruselas, en donde asiste a una reunión de Medio Ambiente con sus socios europeos.

La ministra se ha referido así al riegso de que el sector se vea afectado por la sanción dictada esta semana por la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC) contra varias empresas lácteas y asociaciones. Los infractores tendrán que hacer frente a una sanción de 88,2 millones de euros por prácticas en contra de la competencia en el mercado de la leche cruda.

"Desde 2013, el Gobierno está poniendo en marcha medidas para que esta situación no se vuelva a repetir y que, en ningún caso, se pueda volver a repercutir", ha indicado la ministra en referencia a ayudas directas consolidadas desde ese año por valor de 15 millones anuales para los productores y a otras medidas contempladas en la reforma de la Política Agraria Común (PAC).

También ha destacado que los productores han ganado "mucha más fuerza" desde 2013 por estas medidas, ya que se han aumentado "un 56 %" el volumen de ayudas, y porque ha ganado "capacidad de negociación" frente a la industria, gracias en parte al sistema de contratos y a la figura creada de mediador.

"Nada tiene que ver la situación del sector lácteo de hoy con la que tenía hace tres años en cuanto a su capacidad negociadora con la industria", ha insistido.

Tejerina, además, ha admitido "preocupación" por el riesgo de que este tipo de sanciones puedan "influenciar o comprometer" la viabilidad de la industria láctea y que den lugar a una concentración que "repercuta negativamente" en los ganaderos.

Consulta aquí más noticias de Cantabria.