Los refugiados esperan al reparto de comida
Los refugiados esperan al reparto de comida (NABIL MOUNZER / EFE). NABIL MOUNZER / EFE

El Ejército libanés ha atacado durante 45 minutos el campo de refugiados palestinos de Nahr al Bader, junto a la ciudad septentrional libanesa de Trípoli; al caer la noche, carros de combate libaneses abrieron fuego contra las posiciones del grupo extremista suní Fatah al Islam, que se ha hecho fuerte en la zona.

La Cruz Roja calcula que quedan 20.000 civiles en la zona

Los blindados dispararon ráfagas de ametralladora contra las posiciones rebeldes, que, a su vez, respondieron a la ofensiva; ésta se ha producido tras una tregua de dos días, durante la que más de la mitad de la población de Naher Al Bared ha abandonado sus casas, aunque el Comité de la Cruz Roja Internacional calcula que aún quedan 20.000 civiles en el campo de refugiados.

Dos días de calma para que huyeran los civiles

Naher Al Bared es escenario desde el pasado fin de semana de cruentos combates entre las Fuerzas Armadas libanesas y el grupo extremista suní Fatah al Islam, supuestamente vinculado a la red terrorista Al Qaeda.

Según diversas fuentes, los combates han causado hasta la noche de este jueves más de un centenar de víctimas mortales, entre soldados, milicianos y civiles.