La Coalición Ciudadana Regional presentó anoche una denuncia en la Jefatura Superior de Policía contra el alcalde de Fortuna y candidato del PP, Matías Carrillo, y el concejal de Juventud y número tres de la lista 'popular', Salvador Bernal, por agredir e insultar presuntamente a dos militantes de la Unión Democrática de la Región de Murcia (UdRM) porque estaban pegando carteles, indicaron fuentes de la Coalición.

Según estas fuentes, el alcalde "agarró a un joven del cuello y lo arrastró calle abajo, mientras que a otro compañero le abofetearon y le rompieron un móvil".

Asimismo, señalaron que "uno de los agredidos tiene 17 años, por lo que el Consejo de la Juventud de Murcia va a emprender también acciones legales contra los políticos del Gobierno municipal de Fortuna".

La versión del alcalde 

Matías Carrillo ha confirmado a 20minutos.es que se produjo la discusión, pero asegura que no golpeó a nadie. "Estaban unos chavales pegando sus carteles encima de los del PP y les llamé la atención", señaló.

Zona reservada

El alcalde "agarró a un joven del cuello y lo arrastró calle abajo"

Los hechos ocurrieron poco antes de las 18.00 horas de ayer, en vía pública urbana, paralela a la calle de la Cruz, cuando tres jóvenes se encontraban pegando carteles de su organización política cuando fueron abordados por varios vecinos que les impidieron seguir pegando carteles, argumentando que era una zona reservada para el Partido Popular.

Seguidamente se presentaron el alcalde y el concejal, y les manifestaron "que no podían colocar carteles porque no eran un partido político que conocieran y no sabían si era un partido legal".

Pero cuando uno de los militantes de la Unión Democrática de la Región de Murcia intentó mediar, para que hablase el alcalde con su presidente, Matías Carrillo le contestó "sinvergüenza, vago, maleante", a la vez que con el dedo índice de su mano derecha "le propinó dos golpes en el pecho a uno de ellos", aseguraron.

Matías Carrillo le contestó "sinvergüenza, vago, maleante"

 

Tras esta acción, recordaron, "los vecinos que había en el lugar, unos 150, aplaudieron al alcalde" y "cuando los militantes intentaron marcharse del lugar, uno de ellos fue zarandeado por el primer edil, ocasionándole heridas en la mano izquierda", añadieron.

No obstante, uno de los simpatizantes de UdRM empezó a grabar el suceso con su móvil, pero "el concejal le propinó una bofetada, le tiró el móvil al suelo y le golpeó fuertemente en la espalda". Por su parte, el regidor municipal "también se abalanzó sobre el menor de 17 años, y aprovechando que estaba agachado y pegando un cartel, le cogió del cuello y lo arrastró por la calle", relataron.

Finalmente, los agredidos llamaron a la Guardia Civil que procedió a la identificación de los autores del suceso, para después ser asistidos de sus lesiones en el Hospital Morales Meseguer de Murcia.