Colas para besar la mano de
A las puertas de la basílica de la Virgen de Valencia.
Miles de personas esperaban ayer desde la madrugada a las puertas de la basílica de la Virgen de Valencia para el tradicional besamanos. Al cierre de esta edición ya eran 16.000 los fieles que habían desfilado ante la imagen peregrina de la Geperudeta, según fuentes del Arzobispado (el año pasado fueron 25.000 al final del día). Las mujeres fueron mayoría en este acto religioso.