Fuerzas israelíes detuvieron hoy a un ministro palestino, a parlamentarios y alcaldes en la ocupada Cisjordania, y lanzaron más ataques aéreos en la Franja de Gaza, intensificando una campaña contra los islamistas de Hamas.

"Les pregunté, '¿Por qué se lo llevan?'. El oficial dijo, 'tenemos órdenes", dijo su mujer

La escalada se produjo horas después de que Hamás y otros grupos rechazaran un llamamiento del presidente palestino, Mahmoud Abbas, para suspender los ataques transfronterizos con cohetes llevados a cabo por combatientes en Gaza contra ciudades del sur de Israel.

Tropas israelíes entraron en la ciudad cisjordana de Naplusa y detuvieron al ministro de Educación, Naser al-Shaer, de Hamas, según relató su mujer, Huda.

"Les pregunté, '¿Por qué se lo llevan?'. El oficial dijo, 'tenemos órdenes", dijo Huda.

Fuerzas israelíes también arrestaron al menos a tres legisladores de Hamás, al alcalde y al vicealcalde de Naplusa, y a otras autoridades locales de Hamás, según afirmaron miembros de ese grupo.

Una operación similar llevada a cabo el año pasado desató críticas de todo el mundo
Una portavoz del Ejército israelí confirmó que se había realizado una "operación de detención".

Israel llevó a cabo una operación similar el año pasado contra ministros y parlamentarios de Hamas en Cisjordania que desencadenó condenas internacionales.

Ataques de Israel en Gaza 

En Gaza, uno de los ataques aéreos israelíes impactó en un automóvil que llevaba a militantes de Hamas.

Salieron ilesos, pero al menos dos personas que pasaban por ahí resultaron heridas en la explosión, según testigos.

Otros ataques israelíes fueron dirigidos contra la red financiera de Hamas, dijo el Ejército.

No habrá alto el fuego... de momento 

Hamás sólo aceptará un alto el fuego si cesan las actividades de Israel En Gaza y Cisjordania
En referencia al llamamiento de Abbas de suspender los lanzamientos de cohetes, el líder de Hamas Sami Abu Zuhri dijo que las acciones de Israel mostraban que un cese del fuego "no tendría valor".

El grupo islamista dijo que sólo consideraría parar los ataques si Israel primero suspendía todas las operaciones militares en Gaza y Cisjordania.

Israel ya ha rechazado esa posibilidad en otras oportunidades, argumentando que las operaciones en Cisjordania son esenciales para prevenir ataques de combatientes.