El periodista ruso Sergei Dorenko distribuyó ayer a algunos medios occidentales una cinta de vídeo grabada en 1998 en la que el ex espía Alexander Litvinenko acusaba a sus jefes de haberle ordenado matar, secuestrar e incriminar a otros ciudadanos rusos. En el vídeo, Litvinenko y otros dos agentes eran entrevistados por Dorenko. Los tres agentes acusaban a la agencia para la que trabajaban, el Servicio Federal de Seguridad (ex KGB), de corrupción, violencia e inmoralidad. Litvinenko repitió de forma pública esas acusaciones seis meses después de la grabación, pero el vídeo íntegro sólo pudo verse ayer.