Moratinos
Parte de la familia Carrascosa durante su encuentro con Moratinos. EFE/J.L.Pino J.L.Pino
El juez Baltasar Garzón ha aceptado actuar de intermediario con la justicia de Estados Unidos en el caso de la letrada valenciana María José Carrascosa, encarcelada en Nueva Jersey acusada de desacato y de haber secuestrado a su hija, confirmó la hermana de la detenida, Victoria Carrascosa.

Según Victoria Carrascosa, ya es "oficial" la designación de Garzón como mediador en el proceso, decisión que les comunicó por vía telefónica el director general de Asuntos y Asistencia Consulares del Ministerio de Asuntos Exteriores, Miguel Ángel de Frutos.

Aseguró que desde la familia Carrascosa, que se reunió este miércoles con el ministro de Asuntos Exteriores y de Cooperación, Miguel Ángel Moratinos, para buscar dicho intermediario, están "muy contentos" y albergan "muchísimas esperanzas" tras la aceptación por parte del juez Garzón.

Están "muy contentos" y albergan "muchísimas esperanzas"

Más de cinco meses en prisión

La corte federal del Estado de Nueva Jersey decidió el pasado 15 de mayo desestimar nuevamente la puesta en libertad de Carrascosa, que lleva más de cinco meses en prisión sin que pese una condena sobre ella y propuso buscar un mediador para resolver el caso.

La defensa de Carrascosa pretende que Estados Unidos, por aplicación del Convenio de la Haya, reconozca la validez de las sentencias españolas, basándose en que en un tema como éste siempre es preferente la jurisdicción del país donde se encuentra la menor, es decir, España, y que este país resolvió primero que Estados Unidos sobre el citado caso.

Sin embargo, el padre de la niña sostiene que el mismo convenio establece la "pronta recuperación" del menor al Estado donde residía "habitualmente", esto es, Estados Unidos.

Carrascosa está acusada de desacato después de que el juez Edward Torack, del condado de Bergen (Nueva Jersey), no reconociera las sentencias españolas que conceden la custodia de la menor a la madre, se la concediera al padre y ordenara a María José regresar a Estados Unidos para entregar a su hija. Sin embargo, la niña tiene prohibido salir de España por otras sentencias españolas.