La presidenta de la Junta de Andalucía y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, ha apostado este martes por recuperar la "confianza" de los ciudadanos en la política y por ser "implacables" en la lucha contra la corrupción "afecte a quien afecte". "No vamos a permitir nunca que alguien manche la dignidad de un partido —el PSOE— de gente honesta, trabajadora y honrada, ni la de un pueblo como Andalucía por arañar un puñado de votos. A mí no me va a temblar el pulso con nada ni con nadie", ha dicho.

En un acto público en Baza (Granada) para presentar las candidaturas de las comarcas granadinas de Baza y Huéscar para las próximas elecciones municipales, en el que han participado la secretaria general del PSOE de Granada, Teresa Jiménez, y el alcalde del municipio y candidato a la reelección, Pedro Fernández, Díaz ha afirmado que ella entró en política para cambiar su "barrio" y su "entorno", por lo que le "duele" "ver cómo algunos pretenden que los ciudadanos se alejen de la política".

"Los socialistas tenemos que comprometernos de verdad con la limpieza en la vida pública recuperando el crédito y siendo implacables en la lucha contra la corrupción que nos hace daño a todos", ha indicado la presidenta del Gobierno andaluz, que quiere que "no duerma tranquilo quien viene a aprovecharse de la política". Según ha dicho, su deseo es que miles de ciudadanos no se levanten cada mañana pensando "qué caso nos vamos a desayunar hoy": "Quiero que quien se angustie sea quien viene a aprovecharse de lo que es de todos, porque con eso pagamos la educación, la dependencia y lo que nos hace iguales".

Asimismo, ha vuelto a insistir en que después de las elecciones autonómicas del próximo 22 de marzo no va a pactar ni con PP ni con Podemos, sino con "nueve millones de andaluces". "Nadie va a venir a Andalucía a decir lo que toca", ha advertido Díaz, que ha confiado en obtener una "mayoría amplia" de representación parlamentaria para "no depender de nadie" y así obtener un gobierno de "estabilidad", que, según ha considerado, es el que permitirá crecer económicamente a la comunidad autónoma y crear empleo. "El 22 de marzo vamos a ganar no por el PSOE, sino por Andalucía", ha incidido.

Para ello, ha pedido a los socialistas que emprendan una campaña "en positivo" y "bonita" y ha comparado la próxima cita electoral de marzo con el 28F, recordando al entonces presidente de la Junta Rafael Escuredo: "Sé que es un momento muy importante y por eso le di la voz a los andaluces. Yo quiero ser una presidenta libre, sé lo que queremos para Andalucía y sé cómo hacerlo", ha sostenido.

Además, ha aludido a los 'populares', a los que ha asegurado tener "de los nervios", porque "saben que el pueblo andaluz es un pueblo muy sabio, honesto y trabajador". "A Rajoy lo tengo con jaqueca", ha indicado Díaz, para quien el PP no quiere "que la gente hable en las urnas" porque "va a elegir lo mejor para Andalucía".

La presidenta de la Junta ha dicho que quiere "una Andalucía igual que el resto", y ha augurado que 2015 "será un buen año para los andaluces", pero ha alertado de que para ello tiene que crearse empleo, porque eso, ha dicho, es lo que da "dignidad" a la gente.

Díaz ha hecho un repaso por las medidas emprendidas por el Gobierno andaluz para ello, como el plan de empleo joven, o el de apoyo a los autónomos, y ha indicado que ahora su "obsesión" son los mayores y por ello este mismo mes va a ponerse en marcha el plan de empleo para mayores de 45 años. También ha apostado por el sector agroalimentario, la agricultura, la construcción "sostenible", o la inversión pública, y ha considerado necesario, teniendo en cuenta su visita a Baza, el segundo tramo de la Autovía del Almanzora, Baza-Purchena.

La secretaria regional de los socialistas ha criticado además las palabras del líder de Ciudadanos, Albert Rivera, sobre la pesca en Andalucía, y le ha recordado que la comunidad "tiene mucho potencial y talento", resaltando que "antes de que termine el mes de febrero" se va a aprobar el Plan de Retorno del Talento, para aquellos jóvenes que han tenido que emigrar para buscar un trabajo digno.

Ha defendido igualmente la educación en Andalucía y ha criticado la reforma universitaria del Gobierno central, que pretende "convertir las universidades en centros comerciales para hacer negocio", y ha apostado por no permitir que las familias se "entrampen" para pagar los estudios de sus hijos, que son el verdadero "ascensor social" que permite que los hijos de las clases trabajadoras puedan ser "alcaldes o hasta presidentes de la Junta de Andalucía".

También ha aludido a la sanidad pública y ha recordado que fue un presidente socialista, Felipe González, el que puso en marcha un sistema público de sanidad: "La sanidad pública no se toca, eso es irrenunciable en Andalucía", ha mantenido Díaz, quien ha abogado asimismo por "blindar" la ley de la dependencia, seguir incidiendo en la igualdad entre hombres y mujeres y por "comprometerse de verdad" con las víctimas de violencia de género.

Consulta aquí más noticias de Granada.