El consejero de Economía y Empleo de la Junta, Tomás Villanueva, ha defendido hoy el proceso de adquisición de la cadena El Árbol por el Grupo Dia, pese a que la operación se ha traducido en la perdido de un total de 121 puestos de trabajo, tras recordar que en caso contrario la destrucción de empleo habría alcanzado a la totalidad de la plantilla, compuesta por más de 5.000 contratos.

En tales términos se ha expresado Villanueva durante su comparecencia en la Comisión de Economía de las Cortes, donde ha informado de dicho proceso de adquisición y de otras empresas (Elgorriaga, Nutrexpa, Antibióticos y Grupo Lince) que, en una u otra medida, han experimentado dificultades en el presente escenario de crisis y a las que el Gobierno autonómico, tal y como ha defendido, ha tratado de ayudar "buscando siempre una solución industrial de continuidad compatible con soluciones sociales favorables a los trabajadores cuando éstas han sido necesarias".

En su intervención, Villanueva ha destacado se trata de casos que, en su mayoría, se han encauzado por vías de solución y que constituyen "excepciones al comportamiento general de la industria en Castilla y León", que durante los últimos doce meses ha liderado las cifras de crecimiento industrial en España, siendo en 2014 la comunidad autónoma donde más aumentó el IPI, un 6,7% de media, 5,3 puntos más que la media nacional.

En cuanto al caso de la compra de la cadena El Árbol por el Grupo Dia, el representante de la Junta ha incidido en que se trata de una "operación entre privados que afronta desde el máximo respeto al mercado, aunque ha mantenido una actitud permanente de alerta y seguimiento de la operación", bajo la convicción de que se trata de algo "natural" en un sector de la distribución que requiere cada vez más de compañías de gran tamaño para poder competir.

Pero además, Villanueva ha precisado que El Árbol presentaba unos graves problemas de gestión, problemas financieros y problemas de tamaño en el mercado, que desembocaron en una situación de pérdidas acumuladas muy importantes, que conducían a la compañía a su disolución, unas pérdidas que en 2013 eran de 60 millones de euros y que, como así trasladó la cadena a la Junta a finales de 2013, la conducían a una situación de disolución.

A la única opción del trasvase de la cadena a un grupo de referencia y solvente en el sector, la Junta, como así ha destacado Villanueva, sumó una "solución de salvamento" en junio de 2014 mediante la concesión de un aval por importe de 10 millones de euros, tras lo cual finalmente la propiedad decidió la venta a Dia por 1 euro, pagando la mitad del préstamo participativo que tenían los socios (26 millones de euros de los 52 millones totales) y asumiendo la totalidad de la deuda que la compañía tenía con entidades financieras y proveedores y que alcanzaba los 99 millones de euros.

Con todo, Villanueva ha reconocido que la venta de El Árbol a Dia se ha traducido, "lamentablemente", en una importante reducción del empleo en las tiendas de la mercantil adquirida, en concreto 121 despidos en Castilla y León. "El Árbol tiene ahora 5.446 empleos fijos, cuando inicialmente estaba abocada a no tener ninguno", ha advertido.

Con respecto a la factoría de Elgorriaga, en Ávila, tras recordar las vicisitudes de la empresa, actualmente sometida a intervención judicial y en proceso de venta, el consejero se ha felicitado de la existencia de inversores interesados en hacerse con la planta, "con proyectos industriales serios y que, en todo caso, deberán realizar una oferta firme con el fin de que sea conocida por la juez encargada del caso".

De entre ellas, Villanueva ha valorado la presentada por una empresa, cuyo nombre ha declinado desvelar, que, como así pudo conocerse ya la pasada semana, contempla asumir la totalidad de la plantilla, junto con los 9 millones de deuda y el compromiso de inyectar 500.000 euros para mejorar su competitividad.

En este sentido, la Junta trasladará la oferta a la administración judicial, responsable de tramitar la posible trasmisión de acciones, así como al juez, con el fin de que conozca la totalidad de los pasos que se están siguiendo en una planta que considerada viable, "entre otras razones por la importante facturación en 2014, de 9,5 millones de euros, a pesar de los problemas existentes".

Grupo lince

Otra de las analizadas, el Centro Especial de Empleo del Grupo Lince Asprona, donde trabaja medio millar de personas con discapacidad y que el pasado mes de julio presentó un ERE suspensivo, de ajuste de jornada, que afectaba a la totalidad de la plantilla pero que fue posteriormente retirado a cambio de una reducción salarial de las retribuciones totales brutas, lo que permitió salvar el empleo.

Al respecto, el consejero ha achacado la situación a la crisis general y al descenso de los fondos estatales dirigidos a los Centros Especiales de Empleo y que han sido complementado por la Junta, de la que asegura que "ha sido reconocida por el sector como una de las mejores pagadoras de subvenciones a CEE, como demostraría el hecho de que el pasado mes de diciembre la Administración regional ha sido invitada a la II Conferencia nacional de Feacem como un modelo de buenas prácticas en políticas de integración laboral de personas con discapacidad".

En cuanto al supuesto abandono por parte de la Junta de la factoría leonesa de Antibióticos y sus casi 300 empleados, como denuncia el PSCyL, el titular económico ha recordado que la empresa está en funcionamiento y ha recuperado una parte importante de su plantilla, como él mismo pudo ver la semana pasada en sus instalaciones, después de que el juez de lo mercantil autorizara su venta en liquidación a la empresa Black Toro Capital.

Ésta comprometido una inversión de 40 millones de euros en el proyecto industrial y un empleo inicial de 170 trabajadores, estimando llegar a los 250 trabajadores en los dos años siguientes a la adquisición, de ahí que el mes de febrero de 2015, ha recordado Villanueva, la Junta levantara las medidas cautelares de suspensión de actividad que pesaban sobre la planta por cuestiones de seguridad industrial, una vez comprobado por parte del Servicio Territorial de Industria de León el estado correcto de las instalaciones.

Por ello, el consejero ha defendido la actuación de la Junta, centrada en la búsqueda de inversores, con la toma de decisiones sobre la aludida seguridad industrial de la planta por la situación de abandono en que se encontraba y a través de una línea especial de ayudas a los empleados y de apoyo a su actividad.

Finalmente, y en cuanto a la supuesta ilegalidad del expediente de regulación de empleo Nutrexpa, en Palencia, el consejero ha asegurado que el procedimiento seguido para el despido colectivo llevado "cumplió las previsiones legales y reglamentarias vigentes al respecto de la materia", a lo que ha añadido que ninguno de los interesados ha iniciado proceso alguno en relación a este expediente.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.