La Asociación de Inspectores de Educación (Adide) de Andalucía ha rechazado que estos profesionales estén recibiendo instrucciones de la Junta andaluza para dar cuenta a sus delegados territoriales de los problemas más graves y necesidades de los centros educativos de la comunidad, después de que el vicesecretario de Universidad y Educación, José Jesús Gázquez, haya criticado la "instrumentalización política" que, a su juicio, está haciendo de los servicios de Inspección Educativa la presidenta de la Junta y secretaria general del PSOE-A, Susana Díaz, durante la precampaña electoral.

En una nota, Adide-A ha expuesto que ello es "falso" y que "al afirmar que se está instrumentalizando a la Inspección de Educación con fines políticos electorales, se cuestiona la profesionalidad de un colectivo que ha dado sobradas muestras de su proceder y carácter independiente en el ejercicio de sus atribuciones, siempre al servicio de los intereses generales de la sociedad y de la comunidad educativa en particular como garantes del derecho a la educación que consagra nuestra Constitución".

"Esta asociación representa a un colectivo que se ha distinguido en todo momento por desempeñar su trabajo con el rigor técnico y jurídico propio de quienes, desde su condición de autoridad pública, ejercen con absoluto respeto a las normas, como no podía ser de otra manera en un Estado democrático y de derecho, cumpliendo fielmente las funciones y competencias que tiene atribuidas por la ley", ha subrayado el colectivo.

Adide-A ha dejado claro que "ningún estamento de la Junta de Andalucía ni su presidenta han remitido instrucciones a los servicios de Inspección para actuar en el sentido en el que se dice", pues su trabajo responde a una planificación y a una programación plasmada en un Plan de Actuación, "el cual recoge de forma pormenorizada todas y cada una de las acciones que anualmente la Inspección ha de desarrollar".

Desde la Junta Directiva de esta asociación se pide "a quien ha hecho pública tal afirmación que la retire y pida disculpas, pues lo contrario significaría mantener que la Inspección Educativa de Andalucía ejerce su labor desde posiciones poco éticas y faltas de rigor, profesionalidad e independencia, lo que no solamente es falso sino también injusto, por lo que desde esta asociación se estudiarán las posibles acciones legales que se puedan llevar a cabo".

Consulta aquí más noticias de Sevilla.