El vicepresidente primero de la Ciudad, Miguel Marín (PP), ha asegurado que el Gobierno de Melilla "está muy tranquilo" después de que la Guardia Civil haya llevado a cabo este martes la 'Operación Tosca' en Melilla, Madrid, Málaga y Las Palmas de Gran Canaria, donde ha detenido hasta el momento a 14 personas, presuntas autoras de delitos contra la administración pública, imputando asimismo a algunas los delitos de blanqueo de capitales y falsedad documental. Entre los arrestados, estaría el director general de Seguridad Ciudadana de Melilla, Gregorio Castillo.

El 'número dos' del presidente Juan José Imbroda ha señalado que lo único que saben de estas intervenciones es a través de lo que se viene publicando en los medios de comunicación, pero ha subrayado que no están preocupados porque el Ejecutivo autonómico "siempre ha actuado con honestidad y honradez".

El también consejero de Fomento, Juventud y Deporte ha pedido que no se saquen conclusiones precipitadas de estas actuaciones policiales y "se deje trabajar a la Justicia" para que se pueda saber si estas personas detenidas han podido cometer alguna ilegalidad.

En cualquier caso, ha criticado los intentos de judicializar la vida política por parte de algunos partidos de la oposición, para intentar con ello "desgastar" al Gobierno de Imbroda y lograr así "lo que no consiguen en las urnas".

PSOE

En cambio el secretario general del PSOE, Gregorio Escobar, ha asegurado que "no hay precedente en la historia de Melilla de lo que está ocurriendo actualmente".

El líder socialista, que lamenta la imagen de Melilla que se está dando en el resto del país, y que "sitúan a nuestra ciudad al mismo nivel de tramas de corrupción que se han investigado en lugares como Valencia o Madrid", ha indicado que los melillenses "no se merecen que se hable de Melilla en todo el país con este tipo de cuestiones".

Por ello, el máximo responsable de los socialistas locales ha hecho un llamamiento a la ciudadanía melillense para que acabe con esta situación: "La justicia hará su trabajo, no me cabe la menor duda, pero esto quien lo cambia son los ciudadanos" ha destacado.

Ahondando en esta idea, Escobar ha asegurado que ni Génova —en referencia a la sede nacional el PP— ni el Gobierno de Rajoy "van a tomar ninguna medida contra Imbroda o su Gobierno". "Van a mirar hacia otro lado y ver por dónde estalla esto, por lo tanto los únicos que pueden cambiar la situación ya, el 24 de mayo, son los ciudadanos de Melilla votando a partidos que no estén inmersos en estas corruptelas" ha concluido.

Consulta aquí más noticias de Melilla.