La Fiscalía del Principado de Asturias solicita una condena de un año y medio de cárcel para un empresario, administrador único de una constructora de Avilés, acusado de defraudar más de 140.000 euros en el año 2004. La vista oral se celebrará este miércoles, 18 de febrero, el Juzgado de lo Penal número 2 de Avilés, a las 10.10 horas.

El Ministerio Fiscal sostiene que el acusado, administrador único desde el 20 de febrero de 2004 de una constructora con sede social en Castrillón (aunque ubicada de hecho en Avilés), no presentó en el año 2004 el Impuesto de Sociedades de la entidad, si bien la Agencia Tributaria comprobó que los ingresos de ese año ascendieron a 683.862,87 euros.

Descontados los importes relativos a gastos, compras y personal, la base imponible fue de 418.565,47 euros, resultando pues una cuota defraudada de 141.990,32 euros. La presente causa ha estado paralizada por causas no imputables al acusado.

La Fiscalía considera que los hechos son constitutivos de un delito contra la Hacienda Pública, con la atenuante de dilaciones indebidas, y solicita que se condene al acusado a 1 año y 6 meses de prisión, multa de 141.990,32 euros (con una responsabilidad personal subsidiaria de un día de privación de libertad por cada 1.000 euros no satisfechos), pérdida de la posibilidad de obtener subvenciones y ayudas públicas y del derecho a gozar de benéficos o incentivos fiscales o de la Seguridad Social durante cuatro años, costas procesales y pago de una indemnización a la Agencia tributaria de 141.990,32 euros (la cantidad defraudada), más los intereses legales. De esta cantidad responderá subsidiariamente la empresa constructora.

Consulta aquí más noticias de Asturias.