El Gobierno central y la Junta de Castilla y León han reiterado hoy su compromiso con las víctimas del terrorismo y su propósito de continuar colaborando, en estrecha coordinación con las distintas asociaciones de afectados, a fin de luchar contra el "olvido" de los asesinados y sus familias.

Ha sido el sentimiento compartido por la directora general de Apoyo a las Víctimas del Terrorismo, Sonia Ramos, y el secretario general de la Consejería de Presidencia de Castilla y León, José Manuel Herrero, durante el encuentro mantenido hoy en la sede del Ministerio del Interior y al que han asistido igualmente, entre otros, el presidente de la la Asociación de Víctimas del Terrorismo de la Comunidad, Juan José Aliste, y la máxima responsable de la Fundación Víctimas del Terrorismo, Mari Mar Blanco.

La Junta de Castilla y León colabora con las víctimas del terrorismo, ahora de una manera más cercana y estrecha con la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León, constituida el pasado mes de diciembre y a través de la cual se mejorará en el conocimiento de la realidad y las necesidades propias de las víctimas en la Comunidad.

La nueva asociación autonómica agrupa y presta ayuda a las víctimas del terrorismo y a sus familiares y realiza actos públicos, seminarios y conferencias en defensa de los intereses de la asociación y como repulsa de cualquier acto terrorista. El Gobierno autonómico ha colaborado con la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León facilitando su procedimiento de inscripción y sus primeras actuaciones.

El secretario general de la Consejería de la Presidencia, José Manuel Herrero, ha destacado "la sensibilidad y la colaboración del Ejecutivo autonómico hacia este colectivo", que también se ha plasmado durante los últimos años en una colaboración estrecha con este movimiento asociativo.

Herrero ha recordado que el apoyo se ha realizado a través de la Fundación de Víctimas del Terrorismo. En el patronato de esta fundación pública están representadas las principales asociaciones de víctimas de España y entre sus funciones se halla la gestión de ayudas para todas las asociaciones -en el año 2014, la Junta de Castilla y León concedió a esta fundación una subvención de 25.000 euros-.

Un espacio específico en la web de la junta

La Junta de Castilla y León, a través de Herrero, ha reiterado su compromiso de seguir colaborarando con la Fundación de Víctimas del Terrorismo y con la Asociación de Víctimas del Terrorismo de Castilla y León, contexto en el que tiene previsto ampliar la información a las víctimas del terrorismo en la Comunidad elaborando un apartado específico en la web de la Junta de Castilla y León, con contenidos de su interés.

Herrero ha destacado que "uno de los objetivos principales que la Junta y la asociación comparten es luchar contra el olvido de las víctimas y el del sufrimiento injusto que han padecido". Además, ha añadido que se trabajará junto a la nueva asociación castellana y leonesa para lograr que el relato del terrorismo se ajuste a la verdad, evitando cualquier tipo de justificación.

"Evitar el olvido y reforzar la memoria y la justicia serán objetivos comunes para esta asociación de víctimas y el Gobierno que preside Juan Vicente Herrera", ha afirmado el secretario general de la Consejería de la Presidencia.

Reconocimiento y apoyo integral

La Junta de Castilla y León enmarca sus actuaciones de apoyo a las víctimas del terrorismo, en el marco de la Ley 29/2011, de 22 de septiembre, de Reconocimiento y Protección Integral a las Víctimas del Terrorismo.

Principalmente, son: beneficio fiscal del 99 % aplicable en el Impuesto sobre Sucesiones por las prestaciones públicas extraordinarias recibidas por actos terrorismo por los herederos de las víctimas; preferencia de las víctimas de terrorismo para acceder a viviendas en régimen de protección pública; exenciones y bonificaciones en tasas por expedición de títulos y certificados y por la realización de pruebas en el ámbito de las enseñanzas no universitarias; exenciones en tasas de pruebas de acceso a ciclos formativos de grado medio y superior de formación profesional; exención de precios públicos por servicios académicos de estudios universitarios; preferencia en ayudas para financiar la adquisición de libros de texto, y exención en el pago precios por participar en los programas de madrugadores y tardes en el cole.

Entre las medidas de reforma de la Administración de Castilla y León desarrolladas en el último año se incluyó el refuerzo de la coordinación de la Junta de Castilla y León con la Administración del Estado en materia atención a las víctimas del terrorismo.

Para ello, la comunidad autónoma forma parte del Grupo de Coordinación administrativa de atención a víctimas del terrorismo dirigido por la Dirección General de Apoyo a Víctimas del Terrorismo del Ministerio del Interior.

Así, la reunión de hoy es un paso más en la interlocución habitual entre las administraciones públicas para ser más eficientes, eficaces y ágiles en la atención a estas personas.

Consulta aquí más noticias de Valladolid.