Jaume Santandreu pondrá fin, este miércoles día 18 a las 11.00 horas, al encadenamiento que desde el pasado jueves le mantenía unido al portal de sa Casa Llarga.

En concreto, Santandreu se encadenaba el pasado jueves día 12 de febrero, después de que los propietarios le enviasen un burofax en el que solicitaban su desalojo.

"Las propietarias de sa Casa Llarga nos echan, la patada puede ser legal, pero de ninguna manera es justa", decían en un comunicado en el que también aseguraron que el territorio se declaraba "okupado".

Este miércoles, Santandreu pondrá fin a este proceso y explicará los motivos que le han llevado a ello.