El Juzgado de Instrucción número 17 de Sevilla tiene previsto tomar declaración este martes a uno de los dos activistas sociales imputados por un presunto delito de usurpación, derivado de la ocupación de la finca de la calle San Luis que antaño albergaba la sala teatral Endanza, ubicada en el sector norte del casco histórico de Sevilla y perteneciente a la Sociedad de Gestión de Activos Procedentes de la Reestructuración Bancaria (Sareb), el conocido como 'banco malo'.

En concreto, y según las fuentes consultadas por Europa Press, esta comparecencia estaría fijada en torno a las 10,30 horas y sucede después de que haya prestado ya declaración la otra persona imputada por la citada instancia judicial.

Los dos imputados, según el colectivo social protagonista de esta ocupación, no participaron en la entrada efectiva en el recinto y habrían sido imputados al ser identificados por la Policía Nacional en el acto celebrado en 2014 para presentar la ocupación a los medios de comunicación y a la sociedad.

"El mismo día que se hacía pública la ocupación, efectivos de la Policía Nacional acudieron al lugar e identificaron a dos personas que se encontraban fuera del recinto, en plena calle. Ahora se cita como imputadas a estas dos personas para declarar por la ocupación del edificio. Parece del todo improbable que puedan ser condenadas por ningún delito. No obstante, lo que sí parece posible es que la actuación judicial pueda conllevar un desalojo del edificio", expone el colectivo rechazando la actuación judicial.

"espacio vivo"

"El centro social ocupado y autogestionado endanza es un espacio vivo, abierto al vecindario, utilizado por los colectivos y movimientos sociales de la ciudad. La especulación urbanística, que condenó al abandono y al deterioro a este lugar durante siete años, no puede ser excusa para volver a privar al barrio de un espacio que pretende ser catalizador de diferentes iniciativas políticas, sociales, culturales y artísticas", alega el grupo de ocupas, que defiende que según el planeamiento urbano vigente, "buena parte" del recinto ocupado debería ser "de uso cultural o zona verde", precisamente "el uso que hoy día tiene".

De cualquier manera, el colectivo anuncia una "campaña de apoyo y solidaridad" con los imputados y en defensa de este espacio de la céntrica calle San Luis. El viernes a las 18,00 horas, de hecho, se celebrará una "asamblea abierta" en la propia finca, dentro de esta campaña de apoyo y para convocar a la sociedad civil de la zona norte del casco histórico a la defensa del recinto.

El origen de la propiedad del edificio, según el colectivo ciudadano que ha ocupado la parcela, se remontaría al Marqués de la Motilla, toda vez que posteriormente fue adquirido por una inmobiliaria quebrada hace más de siete años, lo que finalmente motivó su adscripción a la Caja de Extremadura y, finalmente, su absorción a manos de la Sareb. El colectivo alega que tras quedar "abandonada", era necesario tomar las riendas de dicha finca para ponerla al servicio de la sociedad.

Consulta aquí más noticias de Sevilla.