La Fiscalía del TSJA investiga si un trabajador del Ayuntamiento de Molvízar, gobernado por el PP, fue despedido, supuestamente, por negarse a a votar por correo para que su jefe directo pudiera comprobar que votaba a los populares.

En una conversación telefónica hecha pública, el trabajador, Carlos Jiménez, comunica a su jefe, miembro de la ejecutiva local del PP, que votará en persona.

Este último le dice: «Tú mismo, Carlos... cada uno con sus consecuencias».