La lluvia inunda las instalaciones de la Feria
El mal tiempo estropeó el albero convertido en barrizal (José Rojas).
Cayeron 30 litros/m2 en apenas dos horas. La tromba de agua de la noche del lunes y la madrugada de ayer provocó varios daños en las casetas de feria de El Arenal. Los adornos y farolillos fueron derribados por los granizos y la lluvia. Aunque lo más preocupante fue la inundación de las instalaciones por la fuerza del aguacero. Cayeron 30 litros por metro cuadrado en dos horas.

El Servicio de Extinción de Incendios y Salvamento (SEIS) de Córdoba realizó 15 salidas, casi todas para ayudar a los dueños de las casetas a achicar agua y a drenar las calles del recinto, que quedaron anegadas.

Los bomberos también tuvieron que auxiliar a cuatro familias de un bloque de la calle Motril por las inundaciones, aunque no hizo falta desalojarlas. Desde el Ayuntamiento se critica que no se hubieran activado las alertas meteorológicas ni previsto esta circunstancia.