El Ejército israelí, que ayer sumó su octavo día consecutivo de ataques aéreos en Gaza, advirtió de que ningún dirigente de Hamás, entre ellos el primer ministro palestino, Ismail Haniya, goza de «inmunidad» a un ataque selectivo. El presidente palestino, Mahmud Abbas, canceló por motivos de seguridad su reunión con Haniya.