El sindicato de profesores ANPE ha alertado este sábado de los problemas de enjevecimiento por los que atraviesa la plantilla docente asturiana. Según sus datos, la mitad de los docentes de primaria y secundaria tiene más de 50 años y unos 5.000 se jubilarán en la próxima década.

En una nota de prensa, la central señala también que sólo el 6,5% del profesorado tiene menos de 35 años; y ninguno, el 0%, menos 25 años. En parte, la organización culpa a las tasas de reposición, que han sido de entre el 10% y el 30%, y de un 50% este curso. "Pero esta ínfima tasa de reposición de efectivos no es la única culpable: se han tomado decisiones incomprensibles, como la renuncia de Asturias a convocar oposiciones en los años 2012 y 2013, con lo que se perdieron las plazas", ha añadidio.

Así, según los datos del sindicato, en cinco años, se habrían cubierto, pues, sólo 451 plazas (incluyendo la previsión de plazas del curso actual), cifra que deja como secuela más de 1.400 puestos de plantilla sin cubrir, tras la jubilación por edad de sus titulares. La consecuencia inmediata "es un colectivo docente envejecido, en el que el vuelco de las tablas de edad es significativo, alejado de la recomendación de la OCDE (Education Indicators in Focus ), que aconseja como situación óptima aquella en la que la relación entre profesores mayores de 50 y menores de 30 sea de 2 a 1, dos veteranos por cada joven", critica la organización. En Asturias, en cambio, hay 33,46 veteranos por cada 1 docente joven menor de 30 años, ha añadido.

La organización señala problemas derivados de este envejecimiento, como "la brecha de edad entre profesores y alumnos, que favorece otras brechas: el dominio de idiomas, de la nuevas tecnologías pedagógicas y de la información, entre otros aspectos, cuyo efecto pernicioso se ve incrementado por el insuficiente incentivo e inversión de Educación en la formación continua del profesorado".

JUBILACIONES

Concretamente, 5.287 son los profesores que en diez años alcanzarán la edad de jubilación: "la mitad de la plantilla". Un problema de primera magnitud del que el Gobierno del Principado desoye año tras año y que dejará un agujero en las plantillas difícilmente subsanable, en ausencia de planificación para la reposición de efectivos por parte de las autoridades de la comunidad autónoma", ha apuntado el sindicato.

La primera consecuencia de la no reposición de efectivos es, según el sindicato, "la elevada tasa de interinidad de la plantilla docente: 1 de cada 4 profesores en Asturias es interino, concretamente el 26,7%, lo que ataca directamente a la calidad de la enseñanza, pues evita la consolidación de programas educativos y los beneficios educativos del afianzamiento de trato entre alumnos y profesor (especialmente en Primaria), que ahora cambia cada año de destino".

Así, recuerda que en las tres primeras convocatorias del presente curso 14-15, han sido contratados 2.853 docentes interinos entre Primaria y Secundaria. De ellos, 945 a media jornada, el 33% del total de las plazas adjudicadas, "un número que crece cada año, lo que evidencia una clara precarización en el empleo, con docentes desplazados a todo el territorio regional, cobrando menos de 800?, de donde tiene que salir para pagar desplazamientos, alquiler, etc*y para vivir", denucnia el sindicato.

ANPE recuerda que lleva años "denunciando el abuso de las contrataciones a media jornada, que supone para el profesorado en muchas ocasiones el ir al trabajo prácticamente para cubrir gastos. Medias jornadas a las que la Administración no renuncia sencillamente porque les sirve para maquillar las cifras globales de contratación y de censo del profesorado".

Consulta aquí más noticias de Asturias.