Kobani, Siria
Soldados kurdos próximos a la entrada a Kobani (Siria). En esta zona, combatientes kurdos, apoyados por 'peshmergas' y la coalición internacional liderada por EE UU intentan defender este enclave de los yihadistas de Estado Islámico. GTRES

Los milicianos del grupo yihadista Estado Islámico (EI) se retiraron este lunes de sus posiciones en la periferia de Kobani ante el avance de las fuerzas kurdas, informaron activistas y un responsable de esta ciudad.

El viceministro de Asuntos Exteriores del Gobierno autónomo de Kobani, Idris Nuaman, ha asegurado que los extremistas se han replegado en dirección al este y al sur de la localidad, y que en algunos puntos se encuentran ya a unos diez kilómetros de Kobani.

"Hay choques intensos en el pueblo de Shiran (sureste), de donde los seguidores de Estado Islámico están tratando de escapar, ya que las fuerzas kurdas han lanzado un ataque desde distintos lados" de la población, indicó Nuaman.

Estas informaciones fueron confirmadas por el Observatorio Sirio de Derechos Humanos, que agregó que las Unidades de Protección del Pueblo, milicias kurdo sirias, han recuperado en la última semana el dominio de una treintena de poblaciones de las afueras de Kobani.

Replegados en la periferia

El pasado lunes, los kurdos expulsaron completamente del interior de Kobani a los yihadistas, que retrocedieron al extrarradio. Desde entonces, los kurdos han seguido progresando sobre el terreno frente a los radicales, mientras que la coalición internacional, liderada por EE UU, ha continuado bombardeando en paralelo posiciones de Estado Islámico en la zona.

La ofensiva de Estado Islámico contra Kobani comenzó el 16 de septiembre Este lunes, al menos diez miembros de Estado Islámico han muerto en combates contra las fuerzas kurdas, según el Observatorio, que añadió que las Unidades de Protección del Pueblo han arrebatado a los extremistas uno de sus vehículos todoterreno, de tipo Humvee, de fabricación estadounidense.

Estado Islámico se hizo con este tipo de vehículos tras la huida del ejército iraquí de Mosul, la segunda ciudad de Irak, cuyo control tomaron los yihadistas en junio pasado.

La ofensiva de Estado Islámico contra Kobani, situada en el norte de la provincia septentrional siria de Alepo, comenzó el 16 de septiembre.

En las primeras semanas, los radicales avanzaron rápidamente por la periferia de la ciudad, donde se hicieron con el dominio de más de un centenar de pueblos y aldeas, y consiguieron irrumpir en su interior.

Sin embargo, su progreso se frenó con la entrada a finales de octubre de los 'peshmergas', fuerzas del Kurdistán de Irak, que acudieron a defender Kobani.

Los 'peshmergas' acudieron con armas pesadas, lo que, en combinación con los bombardeos de la coalición internacional, logró cambiar el equilibrio de fuerzas. Kobani es uno de los tres principales enclaves kurdos de Siria, junto a Afrín, en Alepo, y Al Yazira, en la provincia de Al Hasaka (noreste).