Los contratos de formación han aumentado un 11 por ciento en Asturias desde 2008, según un análisis de la empresa de recursos humanos Randstad. Así, se han suscrito un total de 2.237 contratos de este tipo en la región a lo largo del pasado año.

El contrato de formación tiene por objetivo la cualificación profesional de los trabajadores, alternando la actividad laboral con la formación para el empleo. La duración de este modelo tiene un mínimo de seis meses y un máximo de dos años, salvo determinados convenios que permiten que alcance los 36 meses.

El estudio elaborado por Randstad detecta que los contratos de formación han aumentado un 11 por ciento en Asturias desde 2008, ya que han pasado de 2.012 hasta 2.237 en seis años.

A nivel nacional, este modelo contractual ha experimentado una variación positiva durante los últimos tres años de manera consecutiva, y se sitúa con la cifra más elevada desde el año 2000.

Durante el último año se realizaron un total de 139.864 contratos de formación, lo que ha supuesto un aumento del 77 por ciento respecto a 2008, cuando se firmaron 79.000; y del 32 por ciento respecto a 2013, que finalizó con 106.000 contratos registrados. 2010 fue el año que registró la cifra más baja desde 2000, con 59.000 incorporaciones.

Otro de los aspectos que determinan el acceso a un contrato de formación está relacionado con la región en la que se sitúa el profesional. En primer lugar, cabe destacar que todas las comunidades autónomas han experimentado una variación positiva en este modelo de contratación en 2014 cuando se analiza respecto a 2013 y 2008, los dos años que Randstad toma como referencia para este análisis.

Consulta aquí más noticias de Asturias.