Efectivos del Grupo Especial de Actividades Subacuáticas (GEAS) de la Guardia Civil de Valladolid han participado esta tarde en las tareas de rescate de la decena de vecinos de Frías (Burgos) que permanecían atrapados en las plantas altas de sus casas como consecuencia del desbordamiento del río Ebro.

Los GEAS, provistos de barcas neumáticas, han rescatado a los afectados, la mayoría personas mayores, que se hallaban desde esta mañana en sus casas situadas en zonas próximas al río, fundamentalmente junto al puente romano y en Lechares.

Otra mujer ya había sido extraída literalmente de su vivienda, ya que para ello ha sido preciso el empleo de una retroexcavadora y el derribo de una de las paredes del inmueble.

El alcalde, Luis Arranz, en declaraciones a Europa Press, asegura que una situación así no se vivía desde el 20 de diciembre de 1980, cuando otra crecida, no tan intensa como la presente, elevó el nivel del río más de tres metros de altura.

En esta ocasión, la avenida ha inundado por completo el cámping de la ciudad, hasta el punto de que alguno de los bungalow ha sido visto pasar bajo el puente río abajo.

El Ebro es el que nos la ha liado", ha incidido el regidor, quien ha agradecido el gesto de vecinos de la ciudad que han ofrecido casas rurales para el realojo de los afectados y que incluso el alcalde de Quintana Martín Galíndez se ha puesto en contacto con él para poner a su disposición la residencia de mayores de la localidad.

En cualquier caso, Arranz confía en que la situación remita en las próximas horas, "a pesar de que incluso ahora se ha puesto a nevar", puesto que el caudal del río ha bajado cerca de medio metro.

Consulta aquí más noticias de Burgos.