La portavoz adjunta del Grupo Parlamentario Popular, Marga Prohens, ha recomendado este sábado a la líder socialista, Francina Armengol, que "mejor dejaba de dar tantas lecciones y empezaba por dar ejemplo con una moción de censura al alcalde de Lloseta".

Prohens ha tachado de "inadmisible" que Armengol permita que Bernat Coll siga al frente del consistorio después de que el fiscal haya pedido para él casi 3 años de cárcel y 29 de inhabilitación.

En este sentido, ha lamentado la "cobardía" de la secretaria general de los socialistas por "esconderse cuando hay casos escandalosos dentro de su partido, en su entorno personal o, como hizo no hace mucho, cuando los tribunales no le dan la razón en su cruzada contra el presidente Bauzá o contra el PP".

Prohens ha criticado esta "falta de valentía" de la candidata a la presidencia del Govern, y ha preferido "no imaginarse el rumbo que tomaría esta comunidad con una presidenta que, ante los problemas, prefiere desaparecer hasta que la tormenta amaine".

Por otro lado, la portavoz adjunta ha tildado de "hipócrita" a la portavoz del PSIB porque "sale ante los medios a exigir a los demás que hagan esto y lo otro, pero cuando ella lo tiene en casa lo único que hace es aplicar su política de boquilla y hacer lo contrario a lo que le pide a los demás".

Tras las declaraciones de este sábado de Armengol en la Conferencia Política socialista en Valencia, Prohens se ha preguntado si "cuando defiende que hay que cambiar la forma de hacer política se refiere a volver a no pagar a proveedores, a mandar a 46.000 personas a las listas del paro o a no hacer nada mientras las pequeñas y medianas empresas echaban el cierre".

"No nos moveremos de la línea que hemos trazado porque es la que nos ha llevado a ser líderes en la recuperación económica de España y la que está consiguiendo que cada vez más personas salgan de las listas del paro", ha añadido Prohens, que también ha apuntado que "aún nos queda mucho por hacer, y si en ese camino tenemos que cambiar algo de nuestra forma de hacer política, no será en ningún caso porque nos lo pida el PSIB, porque lamentablemente todos nos acordamos de los resultados de las recetas socialistas la legislatura pasada y pocos quieren volver a ellas".

Además, "no queremos ningún cambio que implique un retroceso en la recuperación económica y volver a una comunidad en quiebra", ha concluido.