El delegado territorial de la Junta de Castilla y León en Burgos, Baudilio Fernández-Mardomingo, ha activado este sábado el nivel 1 del Plan de Protección ante Riesgo de Inundaciones que afecta a toda la zona norte de la provincia.

La Junta ha activado el plan, en coordinación con la Agencia de Protección Civil, ante la crecida de los caudales de los ríos de la cuenca del Ebro como consecuencia de las precipitaciones caídas en las últimas horas y el deshielo, según ha informado a través de Twitter el Servicio de Emergencias 112 de Castilla y León.

A través de este plan y en colaboración con el resto de administraciones, la Delegación Territorial de la unta está llevando a cabo las coordinaciones oportunas para actuar sobre las zonas afectadas por las inundaciones.

En la localidad de Miranda de Ebro el río se ha desbordado anegando gran parte de la zona baja del municipio, afectando a la zona de Entrevías y el barrio de Anduva, entre otras barriadas.

La comarca de Las Merindades también está afectada por la crecida de varios ríos y poblaciones como Medina de Pomar, Villarcayo y Espinosa de Los Monteros registran varios barrios y edificaciones afectados por el elevado caudal.

En la provincia de Burgos se encuentran también afectadas por las crecidas de varios ríos diversas carreteras de la red secundaria, como la BU-562, CL-629, N-629 y CL-628, según informa la Dirección General de Tráfico.

Desde Protección Civil se recomienda que los vecinos de las poblaciones afectadas retiren del exterior de sus viviendas cualquier objeto que pueda ser arrastrado por el agua y que se abandonen los domicilios y se evite estar en la parte baja de los mismos, en caso de que la crecida de los caudales afecte a las inmediaciones.

Consulta aquí más noticias de Burgos.