Miles de

Más de cinco mil personas, según los organizadores, participaron este sábado en Varsovia en la Parada de la Igualdad organizada por los colectivos de homosexuales y lesbianas y las agrupaciones de la izquierda democrática.

El presidente de los colectivos homosexuales, Robert Biedron, señaló que la Parada, que se desarrolló bajo las consignas de "Amor por el prójimo, "No al fascismo y "El nacionalismo es una enfermedad", fue una manifestación de respaldo "no sólo para las minorías homosexuales, sino para las libertades y los derechos ciudadanos".

Sin percances

Aunque la Juventud de la Gran Polonia, organización de tendencia neofascista, llevó a cabo un desfile paralelo, la Parada de la Igualdad recorrió las principales calles de Varsovia y terminó con un gran concierto en una de las principales plazas de la ciudad sin mayores percances ya que la Policía de la capital se empleó a fondo para evitar cualquier choque con movimientos de extrema derecha. Cinco violentos fueron detenidos.

La Parada de este año ha sido la primera organizada con plena aceptación por parte de la alcaldía de Varsovia que, cuando la ocupaba hace dos años el actual presidente de la República, Lech Kaczynski, la prohibió.