Plaza de España
Fachada del Edificio España, en la Plaza de España de Madrid. JORGE PARÍS

El Consejo de Gobierno de la Comunidad de Madrid ha dado luz verde este jueves a la reforma del Edificio España, que ya es propiedad del magnate chino Wang Jianlin, y que a partir de ahora podrá albergar hasta 15.000 metros cuadrados destinados a uso terciario comercial.

Así lo ha afirmado este jueves el consejero de Presidencia y Justicia de la Comunidad de Madrid, Salvador Victoria, en rueda de prensa posterior al Consejo de Gobierno, en la que ha explicado que se ha realizado una modificación puntual del Plan General de Ordenación Urbana de la capital, previamente aprobada esta semana por la Comisión de Urbanismo de la Comunidad de Madrid.

La modificación permite una redistribución de los usos originales y se traduce en una "intensificación del uso terciario comercial en su categoría de gran superficie hasta 15.000 metros cuadrados en planta bajo rasante, baja, primera, segunda y tercera" sin que suponga incremento de edificabilidad.

Esta reforma prevé también como uso cualificado el residencial y el de servicios terciarios (oficinas, comercial y hospedaje). De este modo, se admiten todos aquellos usos que supongan la recuperación de los originales del edificio y para los que fue proyectado o construido, aunque no los contemple la norma zonal de aplicación.

La restructuración del Edificio España, incluido tanto en el Catálogo General de Protección de Edificios como en el Conjunto Histórico-Artístico de la Villa de Madrid y declarado Bien de Interés Cultural, mantiene la fachada central y áreas laterales que dan a las calles Reyes y San Bernardo y "se contribuye al uso peatonal de la Plaza de España".

Se creará un centro comercial, un hotel y más de 300 viviendasEl objetivo es preservar sus valores arquitectónicos y escultóricos y al mismo tiempo recuperar un edificio que se ha visto degradado en los últimos años debido a su inactividad. La modificación recomienda generar un nuevo espacio en la esquina noroeste de la parcela que permita configurar una zona de transición desde la Plaza.

De esta forma, se pretende poner en valor la Iglesia de San Marcos, favoreciendo su visibilidad desde la calle Maestro Guerrero al mejorar el acceso al templo y al barrio de San Bernardo. En el cómputo global del edificio no se producen cambios de edificabilidad ni de nuevos usos.

El gran proyecto de Wang Jianlin

Únicamente se ve afectada la distribución de estos usos, puesto que la superficie comercial pasa de los 11.313 metros cuadrados actuales a un máximo de 15.000 y así  se da viabilidad al proyecto del empresario chino Wang Jianlin, que pasa por la creación de un gran centro comercial, un hotel de más de 20.000 metros cuadrados y 300 viviendas.

La entrada de este grupo empresarial en la región podría traer aparejada la construcción de un gran centro comercial y de ocio en la zona sur de la región, "lo que añade aún más valor a la modificación puntual del Plan General para hacer posible la reforma del Edificio España".

La reforma del Edificio España se suma a la reforma de la manzana Sevilla-Canalejas aprobada también por el Consejo de Gobierno en enero de 2014 para la construcción de un complejo de usos múltiples.

La reforma de Canalejas permitirá crear 600 empleos directos y 1.200 indirectos

Esta reordenación urbanística dejó el suelo en condiciones de ser transformado en base a un proyecto que tendrá una inversión estimada de 500 millones de euros. La reforma de Canalejas permitirá crear 600 empleos directos y 1.200 indirectos durante la fase de construcción, y 1.000 empleos directos (400 en el hotel, 600 en el centro comercial) y otros 2.000 indirectos (800 en el hotel, 1.200 en el centro comercial) durante la fase de explotación, a partir de 2016, cifras todas ellas que expresan oportunidades para la región que el Gobierno regional ha agilizado al máximo.

El Consejo de Gobierno ha dado también el visto bueno final en su reunión a una Modificación Puntual del Plan General de Ordenación Urbana de Aranjuez en el antiguo Sector X, que permite la implantación de un Centro Logístico Ferroviario en suelo propiedad de Adif, el primero de estas características en el Sur de la Comunidad.

Mejora de la calidad de los servicios

Podrá acoger los grandes trenes que ya funcionan en el Corredor Valencia-Madrid y supondrá una mejora de la calidad de los servicios que se ofrecen al ciudadano y un impulso al desarrollo logístico y económico de la región.

El Centro Logístico contará con una zona de servicio ferroviario, en la que se desarrollarán los servicios necesarios para complementar el Centro Logístico industrial, como usos de servicios y tecnológicos. La creación de este Centro de Adif supone una nueva oportunidad de empleo en la zona Sur de Madrid, tanto directo como indirecto y en sus fases de construcción y funcionamiento. Adif tiene prevista una inversión en este Centro de más de 13 millones de euros.

Consulta aquí más noticias de Madrid.