Ataques de Israel
El ejército israelí ha desplegado un gran dispositivo de tanques y helicópteros en la frontera con la franja de Gaza. EFE

La Fuerza Aérea israelí ha vuelto volvió a atacar posiciones del movimiento islámico Hamás en la franja de Gaza, causando al menos tres nuevas muertes y cinco heridos.

Israel se cobra quince muertos y los enfrentamientos internos, cincuenta

En este último ataque, el décimo desde el lunes, un avión atacó con un misil a un vehículo que circulaba junto a una posición de Hamás en Gaza capital; son ya quince palestinos muertos a manos del Ejército israelí desde que inició esta última ofensiva. 

Durante la mañana del viernes, un avión israelí disparó un cohete contra una posición del brazo armado del movimiento islámico, los Batallones de Azedin Al-Kasem, próxima a la localidad de Jan Yunes, en el centro de la franja, informaron testigos presenciales.

En medio de estos ataques israelíes prosigue la ola de violencia interna que sacude la franja de Gaza desde el fin de semana pasado y que enfrenta a los dos grandes movimientos, el islámico Hamás y el nacionalista Al-Fatah; por el momento la cifra de muertos asciende a cincuenta.

Ofensiva en represalia a los cohetes de Hamás

El ministro de Defensa israelí, Amir Peretz, ordenó al Ejército que "mantenga el ritmo ofensivo" contra Hamás, tanto en operaciones contra "infraestructuras terroristas" como contra "comandos que se dirijan a lanzar cohetes", informa la edición electrónica del diario Yediot Aharonot.

Desde el lunes, cuando comenzó la ofensiva de las milicias palestina, más de 85 cohetes han caído en territorio israelí.

Israel mantiene una fuerza de carros blindados y de infantería en el norte de Gaza, según Peretz, con fines logísticos no ofensivos.