El diputado del PSIB, Antoni Diéguez, ha criticado este miércoles que la concesionaria del Hospital Son Espases recibió la concesión porque su propuesta "era la más barata" y que ahora reclamen 130 millones de euros "para ponerse en equilibrio".

Según ha dicho en los pasillos del Parlament, esto demuestra que hicieron una "oferta a la baja para conseguir la concesión", ha manifestado antes de poner en valor la comparecencia del expresidente del Govern, Francesc Antich, frente a otros como Matas o Cañellas.

El diputado ha indicado que la adjudicación de Son Espases fue una "chapuza" y el proyecto, un "auténtico desastre" ya que, entre otras cosas, se preveía sin unidad de urgencias de traumatología.

Por su parte, la portavoz adjunta de MÉS en la Cámara, Fina Santiago, ha señalado que Antich no aportado nada nuevo a lo que se conocía ya, mientras que Feced ha sido "poco colaborador" con la comisión.

No obstante, ha recordado que ha indicado que el helipuerto de Son Espases no está autorizado y que la Conselleria de Salud lo sabe, y que, en relación a la escoleta, "no ha sabido concretar si está autorizada".