Un padre adolescente ha sido acusado en Texas del delito de haber metido a su hija de dos meses en un horno microondas, según informó el jueves un fiscal.

Cuando sucedieron los hechos, Joshua Mauldin —de 19 años y procedente de Arkansas— estaba de visita en Galveston (Texas) con varios miembros de su familia. Mauldin ha argumentado que metió a la pequeña en el horno porque "estaba estresado". 

Según el jurado que lo juzgó, Mauldin incurrió en un delito de lesiones graves a un menor, lo que acarrea sentencia de prisión de entre cinco a 99 años.

Cara y mano 

La bebé estaba hospitalizada con heridas en la cara y una mano, según informaciones de televisión y diarios.

Nunca he visto nada como esto

"Sus heridas son bastante significativas [...], es inusual y horroroso. Nunca he visto nada como esto", dijo la ayudante del fiscal del distrito Xochitl Vandiver, que juzga delitos de menores.

En un principio, Mauldin dijo a la policía que la niña se quemó cuando tropezó y derramó agua sobre ella, según el Houston Chronicle. Después, afirmó que había metido a la niña en el microondas.