Diez nuevos autobuses entran en circulación
Los nuevos autobuses son más amplios (Torres).
Utilizan un sistema que transforma los gases en agua. La ciudad tendrá diez autobuses más en sus calles. Rober (empresa concesionaria del transporte público) presentó ayer los nuevos vehículos que entrarán en funcionamiento esta semana y elevarán la flota a 155 coches (con una antigüedad de 5,4 años).

La gran novedad de estos vehículos es que, según José Antonio Balderas, concejal de Tráfico, «por sus tubos de escape sale vapor de agua», gracias a un sistema que elimina las emisiones de gases utilizando urea (un compuesto químico). El método reduce en un 80% la carbonilla y en un 30% los óxidos de nitrógeno, a los que transforma en nitrógeno molecular (el mismo gas que se encuentra en el aire que se respira) y en agua.

Estos autobuses cuentan además con una plataforma baja continua y tres puertas, para facilitar la salida a los viajeros. El tubo de escape es silencioso, las ruedas son capaces de girar hasta 60 grados para evitar los vaivenes y son más amplios.