sabor de Islandia en el plato
Como el cazador cazado, el bacalao, gran depredador de peces, llega a más de un plato para satisfacer el paladar de muchos.
Como el cazador cazado, el bacalao, gran depredador de peces, llega a más de un plato para satisfacer el paladar de muchos. Cada día son más las bocas que buscan su carne, cocinada de diferentes formas y gustos.

Si eres de los que lo persiguen, en Casa Mateo lo encontrarás en abundancia y llegado de la mismísima Islandia. En la barra fríen sus lomos, para ofrecernos un trozo dorado de bacalao rebozado acompañado de un vasito de Valdepeñas.

Hoy, en esta casa se tapea y disfruta de sus vinos, pero el origen del local fue la bodega, donde apenas se comía. Lo que hoy es bar, hace años era la entrada trasera de una gran bodega que surtió de Valdepeñas y otros vinos a todos los bares de Feria, la Alameda de Hércules y más allá, durante buena parte del siglo xx.

Sus paredes recogen, en múltiples fotografías en blanco y negro, las juergas de muchos de nuestros padres y abuelos. Podemos ver en ellas las curiosas mezclas sociales de aquella época, que se diluían junto a su barra, al amparo del vino, la charla y el cante.

La visita de este bar nos hará disfrutar de sus tapas y platos, sus vinos, su historia y de la singularidad de su dueño. En una de las paredes del bar reza un premio de la Asociación de Sordos de Jerez de la Frontera (Cádiz) al dueño del bar, hijo de Mateo, por el trabajo bien hecho y por regentar uno de los bares más populares de Sevilla, a pesar de la sordera que padece.

Sin prisa

Cuando vayamos es mejor hacerlo sin prisas, con ganas de estar relajados un rato y comer sin tiempo el tiempo justo. Nos harán en el momento la tapa de ensaladilla, o la tortilla de jamón y el pepito de gambas, con el que muchos se chupan los dedos.

Además, entre sus productos encontrará también los lomitos de bellota, la mojama de atún de Barbate, o las huevas de choco que podemos casar con la manzanilla, el rioja o el moscatel, desde 75 céntimos el vasito, en un ambiente familiar y tranquilo del que saldremos contentos.

Bodega mateo

* c/ Palacio Malaver, 33. Abierto de 12 a 16 h y de 19.30 a 24 h. Cerrado los domingos por la noche. Tapa, 2.50 euros. Vaso de vino, 0.75 euros.