Desde una sillita de bebé hasta mochilas y bolsos, en la oficina de Objetos Perdidos de Granada

  • El servicio registró el año pasado 4.280 elementos, un 12,92% más que el anterior.
  • Se devolvieron 5.379 euros en efectivo.
  • La mayoría de los objetos son devueltos a sus dueños.
Francisco Martín, agente de la oficina de Objetos Perdidos de Granada, revisa las llaves.
Francisco Martín, agente de la oficina de Objetos Perdidos de Granada, revisa las llaves.
Á. HUERTAS

Llaves, monederos, mochilas, pasaportes y hasta sillitas de bebé... La oficina municipal de Objetos Perdidos guarda lo que otros olvidan. "Y cada vez más", explica Charo Moya, una de los agentes de la Policía Local encargada del servicio. Y es que, en el último año el número de objetos registrados en estas oficinas ha crecido un 12,92%, pasando de los 3.790 elementos en 2013 a los 4.280 de 2014.

"El aumento de gente en la calle y las aglomeraciones son la causa principal", señala Moya. "Si hace buen tiempo, si hay más puentes, si tenemos más turistas... Todo  influye", explica. "También es cierto", añade, "que este servicio cada vez es más conocido entre los ciudadanos".

Así, en el estante de las llaves cuelgan más de 200 llaveros, que se van renovando por semanas. En los últimos doce meses por esta oficina han pasado 2.071 carnés de identidad sueltos (más los que se encontraban en las 1.354 carteras entregadas), 102 bolsos o mochilas, 265 carnés de conducir, 63 pasaportes, 52 objetos electrónicos (cámaras o móviles) y 24 libros de familia, entre otros objetos. Hasta una sillita de bebé para coche, que alguien dejó olvidada en la calle.

"Aunque cada vez hay menos cosas de valor", dice la agente. "Gafas casi ningunas, ni de vista nos traen. Y alhajas nada". La mayoría de lo entregado se devuelve a su dueño. El 92,97% el año pasado y el 94,91% en 2013.

"El trabajo es laborioso porque a veces de una tarjeta de la peluquería rastreamos hasta encontrar al dueño", relata. El dinero, es otra cosa, aunque el año pasado se devolvieron 5.379 euros. "Hay gente muy honrada",  apostilla la policía.

Casi todo lo que llega a las oficinas de Objetos Perdidos de la Plaza del Carmen es devuelto a sus dueños. "Por ley deberíamos destruirlo cada tres meses, pero lo solemos guardar hasta un año por si acaso es de alguien que tarda algo más en venir", explica Charo Moya. El resto, lo que puede ser utilizado por otras personas, se entrega a alguna entidad de ayuda a gente sin recursos.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento