Querella contra el secretario de Seguridad argentino por llegar a casa de Nisman antes que el juez

  • El dirigente peronista Juan Ricardo Mussa ha llevado a los tribunales al secretario de Seguridad argentino, Sergio Berni.
  • Quiere que se investigue su presencia en el domicilio donde se halló muerto al fiscal Alberto Nisman, antes que la llegada de la fiscal y el juez de guardia.
  • Hallan un pasadizo en el apartamento del fiscal Nisman.
Un grupo de personas participa en una manifestación para exigir justicia tras la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman.
Un grupo de personas participa en una manifestación para exigir justicia tras la muerte del fiscal argentino Alberto Nisman.
EFE/David Fernández

El dirigente peronista Juan Ricardo Mussa ha llevado a los tribunales al secretario de Seguridad argentino, Sergio Berni, para que se investigue su presencia en el domicilio donde se halló muerto al fiscal Alberto Nisman, antes que la llegada de la fiscal y el juez de guardia.

La querella habla de posible comisión de delitos de "incumplimiento de los deberes de funcionario público" y "encubrimiento de homicidio". Nisman fue hallado muerto en su casa en extrañas circunstancias, con un tiro en la sien, pocos días después de haber denunciado a la presidenta, Cristina Fernández, y a varios de sus colaboradores por el presunto encubrimiento de terroristas iraníes que atentaron contra la mutual judía AMIA en 1994.

Mussa acusa a Berni y a los policías que conformaban la custodia de Nisman de "complicidad" para proteger a la presidenta, ya que el fiscal guardaba parte de las pruebas que fundamentan la denuncia en su domicilio.

"Hay graves irregularidades de parte de la Policía Federal argentina a cargo del Dr. Nisman. ¿Quién es Berni para darle jurisdicción a un crimen? ¿Quién es Berni para ingresar a la escena del crimen y no informar a la Justicia?", se pregunta Mussa en la denuncia. El querellante advierte que "la investigación podría tener de inicio una gravísima irregularidad" ya que la escena de los hechos estuvo "monopolizada" por el funcionario y la policía durante horas.

En declaraciones al canal de televisión Todo Noticias, Berni afirmó que se tomaron todas las precauciones para preservar las pruebas en el domicilio de Nisman y que no entró ni dejó "que nadie entrara" en el baño donde se le encontró muerto hasta que llegaron los peritos judiciales.

"Los primeros que entraron al departamento fueron la mamá con un miembro de la custodia de Nisman, de la Policía Federal. Cuando vieron que la puerta del baño estaba abierta, con luz, el policía trató de entrar, pero no pudo, ya que el cuerpo la trababa", detalló el secretario. Según la versión de Berni, llegó a la casa "junto con el juez, no más de un minuto o dos" antes, aunque la procuradora llegó más tarde.

"Le mostré a la madre (de Nisman) que se había dispuesto la custodia para que absolutamente nadie ingresara a ese lugar. Después esperamos a la fiscal. Le pedí a la fiscal y al juez que pudiera estar presente la madre porque ella así lo pedía para darle mayor transparencia porque tenía mucho miedo de que se pudiera sustraer documentación", añadió.

Aunque en principio descartaron la intervención de terceras personas, las pericias de los investigadores aún no han logrado aclarar la muerte de Nisman, que ha conmocionado a la sociedad argentina.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento