Un grupo de 300 estudiantes y profesores de la Escuela Técnica Superior de Ingeniería Industrial de Barcelona (ETSEIB) ha cortado hacia las doce del mediodía la Diagonal durante cinco minutos como medida de protesta por el proyecto de trasladar estos estudios desde la Diagonal hasta el futuro campus del Besòs.

La protesta de los futuros ingenieros ha provocado un enorme caos circulatorio en la Diagonal tanto de entrada como de salida a Barcelona.

La protesta ha recibido el apoyo de la comunidad educativo y el personal administrativo del centro que se opone a abandonar la actual ubicación del centro y pide que se rehabilite el edificio, uno de los primeros centros universitarios que se crearon en este punto de la ciudad junto a la escuela de arquitectura.

Entorno privilegiado 

"Estamos en un entorno privilegiado, rodeado de facultades técnicas", ha manifestado el profesor de Informática Pérez-Vidal a Catalunya Radio.

Aparte de trasladar los estudios de ingeniería industrial a la otra punta de Barcelona, el rectorado maneja otra posibilidad que es remodelar el edificio y trasladar la facultad mientras se realizan las obras a la Escuela Industrial, en la calle Urgell.

Antes del mes de marzo, el consejo de gobierno de la Universidad Politécnica de Catalunya (UPC) tendrá que elegir entre estas dos posibilidades,