Los cinco principales candidatos a la Alcaldía de Barcelona, siempre pendientes de su atuendo y aspecto físico en campaña electoral, prefieren las tiendas de barrio y las de marca para comprarse la ropa y complementos.

Tanto el alcaldable de CiU, Xavier Trias, como el de ERC, Jordi Portabella, optan claramente por ropa de marca, ya que Portabella asegura comprar en Armand Basi y Trias opta por el estilo de Furest. Sin embargo, mientras que el candidato de CiU hace una apuesta clara por un único establecimiento, el líder republicano asegura que no tiene un "lugar fijo" y que le gusta descubrir nuevas tiendas.

Por su parte, el alcaldable popular, Alberto Fernández Díaz, y la ecosocialista, Imma Mayol, explicaron que compran su ropa en establecimientos de barrio, sin especificar si se trata de tiendas de marcas prestigiosas o menos conocidas. A Fernández Díaz le gustan las tiendas "de toda la vida" porque cree que el trato es "más directo con la gente". Reveló, además, que compra durante el periodo de rebajas, pero que no es asiduo de los 'outlets'.

Prefieren las tiendas de barrio y las de marca para comprarse la ropa y complementos.

La alcaldable de ICV-EUiA-EPM adquiere la mayor parte de sus prendas en un taller de L'Hospitalet de Llobregat de unas amigas suyas que producen género de punto, apostando así por el producto artesanal. Los pantalones, por contra, los compra en comercios cercanos a su domicilio.

El socialista Jordi Hereu no especificó a qué tipo de tiendas acude, aunque sí admitió que desde que es alcalde ha tenido que ir a más comercios de vestir, "por el tema institucional".