Entierro multitudinario
Unas 2.000 personas arroparon en abril al sacerdote en su último adiós, que contó con una misa oficiada por el obispo. EFE

Agentes del Cuerpo Nacional de Policía detuvieron el martes al presunto autor de asesinar a un sacerdote jubilado en su domicilio, en la capital murciana, cuyo cuerpo se encontró atado y con un golpe en la cabeza.

Hasta ahora habían sido detenidas tres personas que no mantienen relación con el caso
De este modo, los
tres individuos detenidos días después de este suceso, en concreto, un mendigo español y dos inmigrantes rumanos, no mantienen relación con el caso.

Al respecto, el presunto asesino, del que aún no se ha facilitado ningún dato, será trasladado desde la Jefatura de la Policía Nacional de Murcia a los juzgados de la capital, según informaron fuentes de este cuerpo.

El suceso ocurrió a primeros del mes de abril, cuando vecinos de la calle Ruiz Hidalgo, en el barrio del Carmen de Murcia, encontraron en el interior de su vivienda, el cuerpo sin vida del sacerdote jubilado Salvador Fernández Ciller, natural de Cehegín y de 75 años, aunque, según las primeras hipótesis, la víctima podría llevar muerta varios días.