El agente de movilidad recurrirá el archivo y sigue complicando el futuro político de Aguirre

  • Su abogada asegura que recurrirá el auto de archivo provisional dictado este martes por el titular del juzgado número 14 de Madrid.
  • El juez no aprecio ni falta ni delito en el incidente de tráfico protagonizado en abril de 2014 en el carril bus de la Gran Vía.
  • El recurso se presentará seguramente contra la Audiencia Provincial, que ya corrigió en mayo una decisión del juez del 14 que no quería imputar a Aguirre.
Fotografía de archivo de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre.
Fotografía de archivo de la presidenta del PP de Madrid, Esperanza Aguirre.
Sergio Barrenechea / EFE

No está todo decidido. El agente de movilidad que se personó en octubre de 2014 en la causa que se sigue contra Esperanza Aguirre por su incidente de tráfico en la Gran Vía, recurrirá el archivo provisional que el titular del Juzgado de Instrucción 14 de Madrid, Carlos Valle, dictó este martes. Así lo ha comunicado la defensa del agente a 20minutos, que aún no ha recibido la notificación oficial del auto. "Esperamos recibirlo hoy y recurrirlo". El juez dio tres días de plazo desde la notificación del archivo para recurrirlo ante su propio juzgado o cinco días si se recurre ante la Audiencia Provincial. La misma Audiencia que obligó el año pasado al juez del 14 a instruir la causa como delito, ya que este solo quería instruirla como falta.

El recurso del agente de movilidad no es baladí. No cierra definitivamente el caso y sigue complicando el futuro político de Aguirre, que ya anunció su predisposición a ser la candidata del PP a la Alcaldía de Madrid en la elecciones de mayo. Por los plazos que se manejan, este nuevo recurso y la posterior decisión de la Audiencia (que puede dictaminar que no se cierre el caso) posponen en cierta medida la decisión del PP sobre su candidato a la Alcaldía madrileña, ya que Rajoy no ve con buenos ojos un candidato en los juzgados. Hay otra acusación popular, Transparencia y Justicia, que está sopesando estos días si recurrir o no. La Fiscalía de Madrid, por su parte, siempre ha calificado de falta, no delito, el incidente.

En su auto de archivo, el juez del 14 no considera el incidente de Aguirreni falta ni delito. Según el magistrado, no ha quedado suficientemente acreditada la desobediencia y las lesiones por imprudencia que se le achacaban a la también presidenta del PP madrileño. Este caso se remonta al 3 de abril de 2014, cuando se produjo un enfrentamiento entre Aguirre y varios agentes de movilidad que intentaron multarla por aparcar en un carril bus de la Gran Vía madrileña. La presidenta se marchó del lugar sin el consentimiento de los agentes y fue perseguida hasta su casa. Al marcharse del lugar, Aguirre golpeó una moto de los agentes. Tras investigar el caso, el instructor entiende que tampoco son constitutivos de infracción penal los daños a la motocicleta.

El juez no duda de que los agentes dieran el alto a la expresidenta madrileña, pero sostiene que "no ha quedado acreditado" de que Aguirre se percatara de la orden de detención. Por lo tanto, no hay delito de desobediencia, según el magistrado. Respecto a la motocicleta golpeada, el juez afirma que los daños provocados no son constitutivos de delito. Este mismo juez ya quiso rechazar la imputación de Aguirre en mayo, ya que entendía que el asunto debía tramitarse como una falta leve de desobediencia (un juicio de faltas). Al final la Audiencia corrigió su decisión y Aguirre tuvo que comparecer.

No hay lesiones y dudas sobre la credibilidad de los agentes

El juez tampoco considera probadas las lesiones de uno de los agentes porque los policías que le tomaron declaración no apreciaron los daños y el informe forense señaló que no había "signos objetivos" que confirmaran la lesión de uno de los denunciantes. Así, el magistrado considera que la "solución no puede ser otra que el sobreseimiento, pues la denuncia ha sido rebatida por la denunciada, existiendo incluso más apoyos a su versión que a la de los agentes de movilidad denunciantes, y dudas serias hacia la credibilidad de estos".

Ahora todo depende del recurso del agente de movilidad personado, que en su declaración ante el juez declaró incluso que Aguirre intentó atropellarle. Y depende, sobre todo, de la decisión de la Audiencia Provincial de Madrid, que ya condenó a seis meses de cárcel a una mujer por un caso similar al de Aguirre. Ese caso, ocurrido en 2007, aunque la sentencia sea de 2013, juzgó a una mujer que aparcó en la estación de Atocha, en un carril de entrada en el que está prohibido el estacionamiento. Los agentes le informaron de que no podía aparcar en ese lugar, pero la acusada no escuchó la advertencia y salió del coche.

Cuando regresó, los funcionarios le anunciaron que iban a multarla, instante en el que ella subió al vehículo, lo puso en marcha y golpeó a uno de los agentes, que previamente le había ordenador detenerse. Dos patrullas fueron detrás de ella y le ordenaron que se detuviese, pero la mujer hizo caso omiso hasta que fue interceptada en un semáforo en rojo. La Audiencia Provincial la condenó finalmente por un delito de desobediencia grave y que se tradujo en seis meses de prisión.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento