El colegio Claret ha registrado el primer caso en Andalucía de rechazo de la nueva asignatura Educación para la Ciudadanía. Un matrimonio con dos hijos en este centro ha presentado un escrito de objeción de conciencia frente a la «imposición» de la materia a sus hijos. Los padres aseguran que han tomado esta decisión «por razones de conciencia». La madre, de la plataforma www.lospadreseligen.org, explicó que se han negado porque «con esta asignatura el Estado se entromete en la educación moral de mis hijos y no admite la existencia de una verdad y un bien objetivos».