El Dalai Lama, Tenzin Gyatzo, de 71 años, se está planteando la jubilación. Esta noticia, que aún no ha sido confirmada por fuentes oficiales, fue revelada ayer por el diario británico The Independent.

«Los viejos amigos van pasando y nuevos amigos aparecen», dijo una vez el Dalai Lama. «Es como en estos tiempos. Un viejo día queda atrás, uno nuevo llega», añadió.
Estas declaraciones podrían tenerse en cuenta en la situación actual, ya que el Dalai Lama se retirará para dejar paso a savia nueva.

En el exilio

En cuanto a su sucesor, que será elegido por el actual Dalai Lama mediante sus sueños, tendrá que seguir viviendo en el exilio obligado (ubicado en Dharamsala, India), debido a la invasión de China sobre el Tíbet en 1950.

Los rumores sobre la posible jubilación del Dalai Lama comenzaron a oírse el pasado fin de semana en Bruselas (Bélgica), donde se celebraba una reunión con el primer ministro en el exilio de la comunidad tibetana, Sandhong Rinpoche, a la que acudieron numerosos grupos de apoyo al Tíbet, llegados de todos los rincones del mundo.

A pesar de que la retirada del líder budista no es aún oficial, algunas fuentes cercanas a él lo han ratificado. «Mantendrá su papel espiritual pero pretende disminuir su carga política una vez que se jubile», afirmaron personajes próximos al Dalai Lama.

Otras voces también confirmaron lo que hasta el momento es sólo un rumor. La secretaria privada del Dalai Lama explicó que «el liderazgo político será transferido en poco tiempo, aunque continuará siendo el líder espiritual porque esto de momento es imposible de cambiar».

Negociaciones

China, que no acepta al régimen tibetano, ha prometido una mayor libertad de expresión ante la inminente celebración de los Juegos Olímpicos en 2008. Gracias a esto, por primera vez en los 47 años que lleva el líder budista en el exilio la comunidad tibetana ha comenzado a negociar con el gigante asiático.

El Dalai Lama ha actuado en muchas ocasiones como Jefe de Estado para las relaciones internacionales del Tíbet, convirtiéndose en uno de los líderes más carismáticos del globo. Hasta el momento, ningún país, excepto China, ha cuestionado su derecho a hacerlo.

La elección, mediante el sueño

Los budistas consideran que los Dalai Lamas son las reencarnaciones de Bodhisattva Avalokiteshvara, patrón del Tíbet. Tras la muerte de un Dalai su espíritu tarda cuarenta y nueve días en reencarnarse en otro niño. A este niño se llega a través de los últimos sueños del anterior Dalai Lama que guía espiritualmente a un séquito de monjes que someterá a ese posible sucesor a una serie de pruebas, como la de reconocer quienes son ellos sin haberlos visto nunca.

Tenzin Gyatzo

Una vida dedicada a unir culturas

Nació un 6 de julio de 1935 en una familia campesina.  Asumió el poder a los 16 años después de que China invadiera el Tíbet. Dice adiós a a su legado este mismo año.

El XIV Dalai Lama, Tenzin Gyatzo, fue  proclamado ‘océano de sabiduría’ a los dos años de edad, tras pasar unas duras pruebas impuestas por su predecesor. Después de la invasión, China se exilió a los pies del Himalaya en Dharamsala, India, desde donde puso en marcha la idea de abrir puentes de comunicación entre los 5 continentes. Se convirtió así en uno de los líderes más carismáticos, entablando amistad con personajes destacados  de la política, el cine y las artes.