La residencia de mayores Cervantes, ubicada en la avenida del mismo nombre en Cáceres, va a duplicar sus plazas para personas dependientes pasando de las 62 que existen actualmente hasta llegar a las 130, para lo que se están llevando a cabo una serie de obras para adecuar las instalaciones a las necesidades con una inversión de 400.000 euros por parte del Gobierno regional.

El consejero de Salud y Política Sociosanitaria, Luis Alfonso Hernández Carrón, ha visitado este lunes las obras que se están desarrollando en una de las plantas del centro, dependiente del Sepad, donde se están remodelando las habitaciones y construyendo nuevos baños geriátricos, un comedor y una nueva enfermería.

Carrón ha explicado minutos antes de la visita, en un encuentro con medios de comunicación, que se trata de una obra "muy importante" que durará siete meses y que se realiza por fases para no interferir en la vida diaria de los internos. "Se trata de atender las necesidades de muchos mayores que ahora son autónomos y, con el envejecimiento, pasan a ser dependientes y hay que adecuar las instalaciones para darles servicios", ha explicado el consejero.

Una vez concluyan las obras está previsto también realizar un estudio de la plantilla para adecuarla a las nuevas necesidades según la ratio de internos, según ha indicado el responsable regional de Salud, quien ha recordado que actualmente la residencia cuenta con 204 plazas, de las que 62 son de dependientes y, tras las obras, habrá 130 para dependientes y 68 para personas autónomas por lo que "se invertirá la finalidad del centro para adecuarla a las necesidades de los mayores y a responder a los restos actuales", ha insistido.

Así, el consejero ha visitado el estado de la primera fase de las obras que afectan a 11 habitaciones y después se ha quedado a comer en el propio centro con los internos. Precisamente algunos residentes habían mostrado a la prensa, minutos antes de llegar el consejero, algunas quejas por la comida que se ofrece en el centro, a lo que Carrón ha contestado que va a probar el menú "para conocer de primera mano ese problema, si es que lo hay" porque "hay que velar por la mejora de las condiciones de vida de los residentes" y para que "tengan el mejor servicio de calidad posible", ha dicho.

"Veremos cuál es el menú y sobre todo que esté a gusto de todos, aunque ya sabemos que para gustos están los colores, pero intentaremos que sea del mayor agrado posible para todos", ha concluido.

Nuevo hospital

Respecto a las obras del nuevo hospital de Cáceres, Carrón ha recordado que la conclusión de las obras de la primera fase, de la que queda por ejecutar aproximadamente un 9 por ciento, saldrá próximamente por un importe de licitación de 15 millones de euros.

Una vez concluya este trámite hay que preparar la documentación para sacar a licitación la redacción del proyecto de la segunda fase de las obras, algo que se espera solucionar "a lo largo del 2015", ha dicho el responsable regional de Salud, aunque no ha concretado si será antes de que concluya la legislatura o a en el segundo semestre del año.

Consulta aquí más noticias de Cáceres.