Valdemoro
Imagen de la ciudad de Valdemoro. WIKIPEDIA

El monitor de ciclismo de Valdemoro acusado de haber abusado de menores y de difundir material pornográfico no ha contestado a la mayoría de las preguntas que se le han hecho en el juicio y ha negado los hechos sobre los que ha respondido, mientras que las víctimas han ratificado que sí cometió esos delitos.

La Sección Quinta de la Audiencia Provincial de Madrid ha comenzado este lunes el juicio contra Javier G.V.S. por nueve delitos continuados de utilización de menores para la elaboración de material pornográfico, dos delitos continuados contra la intimidad, tres delitos continuados de abuso sexual, cuatro de exhibición de material pornográfico y uno de posesión de material pornográfico.

Estos delitos los cometió presuntamente entre 2010 y 2012

Estos delitos los cometió presuntamente entre 2010 y 2012 aprovechando que era monitor de ciclismo en el club Cien Promesas de Valdemoro (Madrid), lo que le valió para invitar a los alumnos a su casa, donde supuestamente abusó de algunos y a todos los fotografió o grabó.

Durante la vista de se ha negado a contestar a la mayoría de las preguntas que se le han planteado, refiriéndose sólo al momento del registro de su domicilio y a su detención, y ha negado los hechos sobre los que ha respondido, según han explicado los letrados de la acusación particular.

En este punto, el hombre, de 49 años, ha denunciado que la policía obtuvo de forma ilegal las pruebas halladas en su domicilio dado que él se encontraba sin su abogado. Sobre el material pornográfico hallado, ha destacado que no sabía lo que se encontró en su domicilio.

Comparecen cinco de las 12 menores

En la sesión de este lunes han comparecido cinco de los doce menores implicados en el proceso judicial. Todos ellos han ratificado lo que en su día declararon y muchos de ellos se han mostrado sorprendidos ante las grabaciones que el acusado les realizó dado que desconocían este hecho.

El juicio se ha celebrado a puerta cerrada y se prolongará durante toda la semana. En un principio se ha hablado de llegar a un acuerdo de conformidad, pero el acusado se ha negado ya que no reconoce los hechos que se le imputan.

El fiscal solicita para el acusado 83 años de prisión por tomar fotografías de menores desnudos entre 2010 y 2012, aprovechando su condición de monitor de ciclismo. Los niños, que tenían edades comprendidas entre los 10 y los 14 años, solían acudir a casa del acusado después de las excursiones que realizaban por la sierra de Madrid.

Consulta aquí más noticias de Madrid.