El hotel que inspiró a Stephen King para 'El resplandor' convoca un concurso de laberintos

  • El hotel Stanley de Estes Park (Colorado, EE UU) activó la imaginación de King para escribir 'El resplandor', que en 1980 adaptaría al cine Stanley Kubrick.
  • Aunque el recinto aprovecha la fama que le dio el escritor, Kubrick optó por grabar la película en estudio y los exteriores en un hotel de Oregón.
  • El negocio quiere crear un laberinto como el de la versión cinematográfica y busca el mejor proyecto con un concurso en Internet.
El hotel Stanley con una proyección que anuncia el futuro laberinto
El hotel Stanley con una proyección que anuncia el futuro laberinto
© The Stanley Hotel

Stephen King se hospedó en 1973 con su mujer en el hotel Stanley, en el pueblo de Estes Park, al norte del estado de Colorado (EE UU). Apenas había ya clientes, el matrimonio pernoctó en la habitación 217 una noche antes del prolongado cierre invernal y la soledad del lugar activó la imaginación del literato estadounidense para escribir El resplandor, de 1977, una de sus obras más famosas, imborrable en la cultura popular gracias a la adaptación cinematográfica de Stanley Kubrick de 1980.

El negocio ha sabido aprovechar la fama que le dio King. Menciona su "papel inspirador en la novela de Stephen King" y precisa que "sigue resplandeciendo hoy como lo comenzó a hacer en 1909 cuando se abrió". En 2013 organizó un festival independiente de cine de terror y emite en bucle la adaptación cinematográfica de Kubrick, a pesar de que el director lo rechazara como localización.

Para disgusto del escritor, Kubrick optó por grabar casi todas las escenas en los estudios Elstree de Hertfordshire (Inglaterra) y para los exteriores escogió el Timberline Lodge, en el norte de Oregón. King recuperó el edificio para la versión televisiva de la novela, en una miniserie emitida en 1997.

5.700 metros cuadrados  de laberinto

A lo largo de los años, cada vez más visitantes llegan al Stanley preguntando por el laberinto en el que se desarrolla la escena final de la película. El hotel anuncia ahora que construirá uno y, para elegir el mejor proyecto, ha convocado un concurso internacional de diseño. En su página web, proporcionan una plantilla con las medidas del futuro laberinto, más de 5.700 metros cuadrados en los que se crearán los caminos con entre 1.600 y 2.000 arbustos de ribes alpinum. El plazo para enviar las propuestas finaliza el 31 de enero.

Invitando a "diseñadores aficionados y profesionales de todo el mundo", el hotel quiere "rendir homenaje a la película" de una manera participativa. Para el ganador, sin embargo, consideran suficiente premio "la oportunidad" de que su nombre figure en la pequeña exposición que tiene el Stanley en la entrada, "que atrae a cientos de miles de visitantes al año".

Edificio histórico y encantado

Desde el principio fue un hotel famoso por alojar a personalidades y ahora está catalogado como edificio histórico. Con 140 habitaciones y un imponente estilo neoclásico, fue Freelan Oscar Stanley (1849-1940) —empresario estadounidense, cofundador de una próspera empresa de automóviles de vapor— quien lo mandó construir en 1909.

Como añadido tenebroso, tiene fama (desde antes de que Stephen King lo usara como escenario de su novela) de estar encantado y huéspedes y trabajadores aseguran haber visto apariciones por la noche o escuchado el piano y pasos en el salón de baile cuando estaba vacío.

Mostrar comentarios

Códigos Descuento