Las discotecas de la Región de Murcia están perdiendo bastantes clientes y se están viendo obligadas al cierre, lo que los empresarios del sector achacan fundamentalmente al incremento del IVA del 11 al 21 por ciento que se aplica desde principios de 2013 en entradas y consumiciones respecto al resto del sector hostelero.

En opinión del presidente de la Asociación de Discotecas de la Región, Jesús Jiménez, este incremento del IVA "va a acabar con el sector" y advierte que el cierre de discotecas en Murcia capital es "tremendo". Por ejemplo, explica que en la zona de Atalayas, donde llegaron a haber nueve discotecas abiertas, ahora solo quedan dos.

La dinámica de cierres es "parecida en toda la Región", según Jiménez, quien recuerda que llegaron a haber más de 30 discotecas abiertas en toda la Comunidad en la época de bonanza, pero ahora lamenta que han cerrado más de un 30 por ciento.

El presidente de esta asociación reivindica que las discotecas de la Región son como pubs o bares grandes que cierran un poco más tarde, y no tiene nada que ver con las discotecas de Ibiza, que tienen miles de metros cuadrados y cobran entradas masivas.

Así, mientras los bares normales cierran a las 4.00 horas los fines de semana, las discotecas cierran a las 6.00 horas, lo que arroja solo dos horas más de ventas. Esto está empujando a muchos negocios al cierre, lamenta Jiménez.

Recuerda que los pueblos suelen tener una discoteca, como es el caso de Bullas, Caravaca de la Cruz o Cehegín, mientras que en la costa del Mar Menor solo quedan tres discotecas, cuando en su momento llegaron a haber nueve solo en La Manga.

Ahora, advierte Jiménez, en La Manga solo queda una discoteca, y en la zona de Lo Pagán, donde también había bastante actividad del ocio nocturno, ahora "solo queda una discoteca con licencia como tal".

El negocio comenzó a caer con el comienzo de la crisis, pero la "puntilla" fue la subida del IVA del 11 al 21 por ciento, y a eso hay que sumar "el cambio de tendencia", ya que el ocio de pubs por la tarde está comiendo mucho terreno. "Si la rentabilidad de un local de este tipo está muy reducida, si le quitas el diferencial de puntos del IVA se queda en nada", añade.

"La copa de tarde es un fenómeno que se ha extendido también a Albacete o Alicante", según Jiménez, quien indica que estos clientes no van luego a las discotecas. "Este tipo de clientes que sale a comer y se toma una copa por la tarde se recoge a las 22.00 horas; el cliente de la discoteca sale solo de noche", subraya.

Consulta aquí más noticias de Murcia.