La Guardia Civil ha detenido/imputado a más de 60 personas durante 2014 relacionadas con la sustracción de cable de cobre y ha llevado a cabo cerca de un centenar de inspecciones en establecimientos de gestión de residuos metálicos de toda la Región, donde se ha denunciado una treintena de infracciones detectadas.

Desde el año 2006 la Benemérita está desarrollando medidas específicas para prevenir y perseguir el robo de cobre. El Plan provincial contra el robo de cobre se inicia a partir de una directiva de la Dirección General de la Guardia Civil, debido a que la sustracción de cableado conductor de electricidad se sitúa entre unas de las tipologías delictivas más habituales dentro de los delitos contra el patrimonio, que afecta a varios colectivos entre los que destacan el sector, eléctrico, el telefónico, el ferroviario y el de la construcción.

Esta proliferación delictiva se estima que pueda deberse al elevado valor del denominado oro rojo y a la actual crisis económica, unas infracciones penales que no solo implican cuantiosas pérdidas económicas a las empresas que lo sufren, así como daños estructurales en las instalaciones, sino que también crean situaciones de riesgo debido a los cortes de suministro tanto eléctrico como telefónico, explican fuentes de la Benemérita.

Investigaciones destacadas durante 2014

En marzo la Benemérita desmanteló una organización criminal, integrada por seis personas y afincada en Torre Pacheco, que se dedicaba a la sustracción de cable de cobre de las instalaciones de alumbrado público de pedanías de Murcia y Cartagena. La investigación culminó con la recuperación de tres kilómetros de cable de cobre y el esclarecimiento de siete delitos.

En la comarca del Noroeste se desarrolló la operación 'VIDRIERA', que se saldó en abril con la detención de los seis integrantes de una organización criminal, asentada en Cehegín y Calasparra, dedicados al robo de cobre en naves industriales y casas de campo, a quienes se les atribuyó la presunta autoría de una veintena de robos, en los que supuestamente ocasionaron unas pérdidas estimadas en cerca de medio millón de euros.

En mayo, la Guardia Civil llevó a cabo la operación 'PATROL', una investigación dirigida a esclarecer la sustracción de 16.000 metros de cableado eléctrico en el Aeropuerto de Corvera, procedente de balizas de señalamiento y del alumbrado de las vías de acceso, que finalizó con la detención de dos individuos como presuntos autores de varios delitos de robo.

En el marco de la operación 'COOPER', el pasado mes de octubre la Guardia Civil desmanteló una chatarrería clandestina en Fuente Álamo, donde se incautaron más de nueve toneladas de cobre sustraído y se detuvo a siete personas por delitos de robo con fuerza y receptación. Esta investigación permitió esclarecer una quincena de delitos.

Consulta aquí más noticias de Murcia.