En su discurso de Fin de Año, el presidente de la Generalitat, Artur Mas, ha invitado este martes a los catalanes a volver a las urnas, tras destacar el éxito del 9-N, cuando "nunca habíamos llegado tan lejos". "Serán solo vuestros votos los que configurarán los escenarios de futuro que deben seguir guiando las riendas de este país", ha afirmado.

Pese a ello, el presidente de la Generalitat no ha querido avanzar aún la fecha de las elecciones catalanas, sino que se ha limitado a decir que serán "cuando llegue el momento", que podría ser "en las próximas semanas", cuando "habrá que tomar nuevas decisiones complicadas y no exentas de riesgo", según ha advertido.

Alguna cosa falla cuando el Estado se querella por la vía penal después del 9-N"Mas ha calificado el año 2014 como el del "gran cambio", ya que 2.350.000 catalanes "pudieron votar a favor del futuro político del país, incluso de la libertad política de Cataluña", por primera vez "en tres siglos" y pese "a la prohibición y toda la maquinaria institucional del Estado en contra".

El president ha tildado el 9-N como "un ejercicio de democracia" del siglo XXI y ha asegurado que "alguna cosa falla" cuando el Estado español "decide querellarse por la vía penal" por ello.

Referencia a la lista unitaria

De cara a la próxima votación, Mas, quien ya propuso hace unas semanas una lista unitaria con entidades y partidos soberanistas, ha apelado a "la unidad" de los catalanes, porque "suma, nos hace más fuertes y nos permite avanzar de una manera más sólida". "La unidad es lo que más teme el Estado", que "nos quiere divididos, cada uno por su cuenta", ha puntualizado Mas.

La unidad es lo que más teme
el Estado"
En su discurso, el presidente de la Generalitat también ha hecho referencia a la crisis, destacando los "cambios" de 2014 en el crecimiento económico y la creación de ocupación. Pese a estos logros, Mas ha reconocido que "las desigualdades no se han reducido" en Cataluña, sino que "la pobreza o el riesgo de caer en ella no han disminuido".

Mas también se ha referido a los casos de corrupción, que este 2014 han salpicado, entre otros, al expresident Jordi Pujol: "Ahora hay una conciencia más extendida y una exigencia más grande para erradicar malas prácticas e instaurar administraciones más trasparentes".

Consulta aquí más noticias de Barcelona.