El portavoz del Ayuntamiento de Palma, Julio Martínez, ha informado de la aprobación del Plan de Recaudación Tributario 2015, que busca "conseguir que los ciudadanos estén al día en cuanto al pago de tasas e impuestos", y ha adelantado que "durante la legislatura se recaudarán cerca de 46 millones de euros mediante las inspecciones fiscales".

En rueda de prensa tras la junta de gobierno de Cort, Martínez ha incidido en que "los ciudadanos que cumplen pueden estar tranquilos, porque la inspección municipal llega a los ciudadanos que no pagan".

En concreto, ha señalado que las cifras de recaudación de impuestos como el IBI, el IAE o las plusvalías, que han sido fruto de la inspección municipal y que llegan a cerca de 40 millones de euros y que la estimación con respecto a 2015 es de seis millones.

Así, ha asegurado que la lucha contra el fraude fiscal "con la que Cort ha cumplido a lo largo de la legislatura", "es una muy buena manera de incrementar los ingresos sin subir la presión fiscal".

Un total de 11

Millones por transmisiones de propiedades

De estas cantidades recaudadas durante las inspecciones, el concejal ha destacado la recaudación por el pago de impuestos por transmisiones de propiedades, que llega a 11 millones de euros, lo referente al impuesto de construcción, de 10'2 millones, y la tasa de basuras, por la que se han recaudado mediante las inspecciones 8'3 millones de euros.

Las estimaciones de 2015, en opinión de Martínez, serán probablemente referidas mayoritariamente a los mismos conceptos.

Además, ha subrayado el carácter pedagógico que desea que tengan estos datos, dado que, por ejemplo, "de los 40 millones recaudados mediante las inspecciones, 2'3 son recargos y sanciones, así pues quien no paga en su momento, paga después y con recargo", si bien ha explicado que muchas veces estas situaciones se dan "por desconocimiento".